1

La Junta de Gobierno aprobó ayer el pago de 1.962.805 euros por la expropiación de una propiedad situada en el Parc de Ca l’Ardiaca. Cort ya ha pagado 2.897.001 euros por esta expropiación y en septiembre de este año tiene que abonar los 1.962.805 euros restantes; los terrenos estaban valorados en 6.822.611 euros. El portavoz municipal, Julio Martínez, explicó que han podido cumplir esta sentencia judicial con el dinero de la venta del solar del edificio Flex.

Martínez recordó que esta expropiación se acordó en 19992, inicialmente para ampliar el cementerio, pero posteriormente se decidió hacer un parque. El portavoz municipal anunció que esta legislatura no se hará el parque por falta de disponibilidad presupuestaria y aventuró que tampoco se hará en el próximo mandato. En su opinión, primero se tendrá que terminar el Parc de Sa Riera, antes que comenzar otros nuevos.

Escriturar

Por otra parte, la Junta de Gobierno también aprobó ayer el informe de valoración de una serie de parcelas municipales, valoradas en 3,6 millones de euros, incluidas dentro del convenio urbanístico de Puntiró. Martínez destacó que las cesiones están fechadas en el año 1983 y criticó que los anteriores gobierno municipales no las hayan inscrito en el registro de la propiedad. «Ponemos orden en el desorden», espetó.

Cabe recordar que en 1983 se aprobó el convenio urbanístico de la finca de Puntiró, convenio que contemplaba no solo las cesión de determinadas parcelas sino la formalización en escritura pública y registro de la propiedad de las mismas. «Hoy (ayer para el lector) se ha aprobado actuar de oficio por parte de Cort y legalizar jurídicamente la situación de estas 13 fincas que tienen un valor catastral de 3,6 millones de euros».