Los trabajadores de Orizonia se han concentrado hoy en el Consolat de Mar. | Joan Torres

20

Orizonia, según los sindicatos, se niega a pagar la nómina de febrero a los trabajadores, pese a tener en caja diez millones de euros y haber ultimado la operación de venta de 150 agencias de la red Vibo y la filial de la aerolínea Orbest en Portugal al grupo Barceló, por un montante que supera los 5 millones de euros.


Los trabajadores, que realizaron ayer una concentración de protesta ante el Consolat de la Mar para mostrar su desacuerdo por cómo se ha gestionado el grupo en los últimos meses, critican abiertamente a los fondos de riesgo Carlyle, IGC y Vista Capital, así como al presidente de Orizonia, José Duato.

Los representantes sindicales presentes ayer en la concentración, explicaron que Orizonia está empleando «su situación de poder para mermar los derechos de los trabajadores aplicando un ERE que está por encima de lo que la nefasta reforma laboral le permite».

El coordinador de USO, Jaume Grimalt, llegó a afirmar que no se puede creer que una empresa como Carlyle, «que es de las mayores del mundo, no tenga entre 6 y 7 millones de euros para asegurar las nóminas de febrero, por lo que este grupo es el auténtico culpable».

Noticias relacionadas

Los sindicatos, asimismo, cuestionan las condiciones de Barceló hacia los trabajadores: 20 % menos de salario y sin antigüedad. «Esto va más lejos de la propia reforma laboral, esto es aprovecharse de la miseria del despido de 4.000 trabajadores», apuntó Grimalt.

Reunión con Bauzá

Debido a la presión de los trabajadores y sindicatos frente al Consolat, el presidente del Govern, José Ramón Bauzá, recibió a una representación de los mismos, con los que llegó a reunirse unos 40 minutos.


«El president ha reiterado su compromiso de poner a nuestra disposición los servicios jurídicos. Es más, nos ha reconocido que se le escapa algo de esta situación y ha considerado que entre todos lo tenemos que averiguar», explicaron Ana Santos (UGT) y Alberto Carmona (USO), tras finalizar el encuentro.

Bauzá les indicó a los sindicatos que deben personarse en la mesa de negociación y de esta forma, acceder a la información del estado de las cuentas de Orizonia, una documentación que después trasladarán al Govern, para así poder iniciar los recursos que sean necesarios.