0

El diputado del PSIB Joan Boned ha tachado los nuevos impuestos aprobados hoy por el Govern de «estocada al bolsillo de los ciudadanos» y ha augurado que «hundirán más las empresas y la economía de las Islas Baleares».

En opinión de Boned, los impuestos sobre las bebidas envasadas, los vehículos de alquiler y las grandes superficies comerciales son «regresivos, no tienen nada de medioambiental y sí de recaudatorio», ha informado el principal partido de la oposición a través de un comunicado.

Los socialistas calculan que el impuesto sobre envases supondrá un coste medio por familia de 400 euros al año, que se suma a las subidas del IVA, el IRPF y el «céntimo sanitario».

Boned también ha criticado la subida de tasas «sin ninguna progresividad, ni exención y con un puro afán recaudatorio» apenas un mes y medio después de la aprobación de los presupuestos para 2013, «una nueva improvisación» del Gover de José Ramón Bauzá.

El PSIB ha anunciado que presentará una enmienda a la totalidad cuando el proyecto de ley de medidas tributarias se debata en el Parlament.