Imagen de archivo del aeropuerto de Palma. | Pere Bota

55

El descuento del 50 % en los viajes a la Península es algo «irrenunciable» para el Govern, según aseguró ayer el president del Ejecutivo, José Ramón Bauzá en la primera intervención pública sobre este asunto desde que se conocieron las intenciones del Ministerio de fijar un tope máximo en los descuentos.

Pese a ello, tanto el president del Govern como el conseller de Turisme, Carlos Delgado, reconocieron que no pueden garantizar que el modelo seguirá como hasta ahora ya que la decisión está en manos del Ministerio de Fomento. «Ningún presidente autonómico puede garantizar nada», reconoció Bauzá, quien sin embargo se mostró tajante en que el Govern se opondrá a esta propuesta lesiva para los intereses de los ciudadanos de Balears.

Innegociable

Noticias relacionadas

El president añadió que se trata de un derecho «irrenunciable» de los ciudadanos de Balears y añadió que modificar este descuento «atenta» contra los derechos consolidados de las Islas. Bauzá negó que se esté negociando con el Ministerio hasta dónde llegará el tope máximo que quiere el Gobierno, aunque sí reconoció que se están manteniendo conversaciones. «Nos hemos puesto en contacto con ellos no para negociar, sino para decirles que el descuento aéreo es irrenunciable», precisó el president,.

Para Bauzá no es necesario solicitar una reunión con la ministra de Fomento, Ana Pastor, porque por teléfono se pueden resolver los problemas «y sin gastar dinero».

El president añadió que entiende que el Ministerio quiera controlar el precio de los billetes, pero no a costa de rebajar los derechos de los ciudadanos de Balears. Bauzá añadió que si el Ministerio quiere estudiar alternativas debe actuar sobre quienes «abusan» y precisó que mantener conversaciones con las compañías aéreas para que ajusten precios es competencia del Gobierno.