9

El Govern, ante la contestación empresarial por los nuevos impuestos medioambientales, variará la fórmula del cobro para que las empresas se vean afectadas lo menos posible, según señaló ayer el director general de Pressupost i Finançament, Antoni Costa, tras finalizar la audiencia que el president Bauzá mantuvo con la patronal de bebidas refrescantes Anfabra.

«Los impuestos no se van a eliminar y los ingresos previstos ya están presupuestados para 2013. Lo que sí es cierto es que se va a negociar con los sectores productivos afectados para negociar las alegaciones presentadas y cuáles pueden ser factibles de introducirse. Se están barajando muchas posibilidades y buscamos, ante todo, que las empresas se vean afectadas lo menos posible», indicó Costa, quien valoró de forma positiva la reunión ocn la patronal Anfabra.

Impuesto a los envases

Esta patronal, al respecto, advirtió ayer al president Bauzá de que el impuesto sobre los envases provocará «tal reducción del consumo y de la producción que su impacto negativo para las arcas públicas superará la recaudación que el Ejecutivo autonómico pretende alcanzar», puntualizó Josep Puxeu, director de la Asociación de Bebidas Refrescantes (Anfabra). Puxeu añadió, tras valorar de forma muy positiva el encuentro, que «vamos a buscar soluciones que sean lo que necesitan los ciudadanos, que es tener una industria que funcione y tener unos productos asequibles».

La Pimem, por su parte, criticó ayer al Govern por no haber sido invitada a la reunión, afirmando que «nos han ninguneado».