Cadenas humanas en contra de la ley Wert. | Pere Bota

53

En torno a 130 centros de enseñanza de Palma y la Part Forana se sumaron ayer una nueva jornada reivindicativa en contra de la reforma educativa del ministro Wert y en defensa de una escuela pública de calidad, promovidas por la Plataforma CRIDA, sindicatos, asociaciones de padres y madres y asociaciones de alumnos.

La convocatoria, que en esta ocasión era un llamamiento en todo el Estado, supuso una gran variedad de actividades, todas ellas llevadas a cabo sin alteración de los horarios lectivos. Así, en centros como el Aina Moll de Palma, alumnos, padres y docentes «envolvieron» el colegio en una cadena humana, mientras en el IES de Marratxí la acción consistió en el despliegue de un lazo verde de casi 80 metros de longitud, asimismo sostenido por el conjunto de la comunidad educativa del instituto.
Según la estimación de todos los convocantes -los sindicatos CCOO, UGT y STEI-i, asociaciones de padres como COAPA y sindicatos de estudiantes como el SEPC-, el número de centros donde se llevó a cabo esta jornada de rechazo a la nueva ley de Educación que maneja en borradores el Gobierno «fue incluso mayor que la del pasado 28 de noviembre, pues requería menos organización y disposición de tiempo».

Como en la convocatoria del mes pasado, la Conselleria d’Educació remitió a los directores de centros una circular recordando sus obligaciones para con la jornada escolar y el uso de las instalaciones. «Lo único que consigue el conseller con eso -indicaba Antoni Baos, responsable de Enseñanza de CC OO en Balears- es que cada vez más gente participe en las movilizaciones».

Docentes

Precisamente al conseller Rafel Bosch iba dirigida una solicitud de convocatoria de la mesa sectorial de Educación, que los sindicatos STEI-i, CC OO y UGT, con representación en la junta de personal docente no universitario, entregaron ayer por registro.

Entre los puntos del orden del día que sugieren los docentes al conseller figuran el Presupuesto balear d’Educació para 2013, la deuda de la Conselleria con los centros públicos, el «último borrador» del anteproyecto de la Ley Orgánica de Mejora de Calidad de la Enseñanza y la percepción del 100% del salario en caso de enfermedades infecto-contagiosas.