Marisa Durán y su abogado David Burgos. | Pere Bota

0

Marisa Durán, exjefa de prensa de la exconsellera de Salut i Consum Aina Castillo, se ha dirigido a través de su abogado David Burgos al juez instructor del 'caso Over', José Castro, para solicitarle que deje sin efecto la fianza de responsabilidad civil por un importe de 163.000 euros que le impuso tras declarar en calidad de imputada en ea causa.

El letrado de Durán señala en su escrito de alegaciones que la Abogacía de la Comunitat Autònoma no se adhirió a la propuesta de medidas cautelares -la fianza civil- formulada por el fiscal anticorrupción Pedro Horrach, y en ese caso, «si quien es la parte legítima para reclamatr la fianza está en contra de la medida, en ningún caso puede establecerse esa medida», subraya.

«En ningún proceso penal se nos ocurriría obligar a un perjudicado a cobrar una cantidad si él mismo renuncia a ella, y aplicando el sentido común, tampoco debe establecerse una medida cautelar tendente a asegurar la responsabilidad civil que corresponde al perjudicado si él mismo se opone a ella», señala el abogado.

«Hábil disfraz»

El escrito señala que el juez «hábilmente trata de disfrazar» la oposición de la Abogacía del Govern manifestando en su auto que esa parte no se adhiere a la petición «por no encontrarse en ese momento suficientemente ilustrada (sobre la causa)», lo cual «es una interpretación muy personal», subraya.

El letrado de Marisa Durán también recuerda al juez que su clienta «es la única jefa de prensa del Govern entre los años 2003 y 2007 imputada por las propuestas de contratación de Over, existiendo contratos con esa agencia de publicidad en todas las Consellerias».