Imagen de Valldemossa durante el temporal de nieve del año pasado. | JOAN LLADO

2

El mes de diciembre, que comienza este sábado, dará comienzo en Baleares con una cota de nieve que oscilará entre los 700 y los 900 metros, mientras que en la Península estará entre los 500 y los 900 metros. Mientras tanto, Ibiza y Formentera estarán en alerta amarilla por lluvia.

A nivel global, el nuevo mes empezará con 15 provincias en alerta por frío, nieve, oleaje, precipitaciones e intervalos de viento fuerte, sobre todo en el litoral gallego, el noreste de Gerona y Canarias, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

En concreto, Aragón, Barcelona, Gerona y Lleida estarán este sábado en alerta amarilla (riesgo) por mínimas que llegarán a los ocho grados bajo cero en una jornada en la que las temperaturas no experimentarán grandes cambios, con heladas débiles en algunas zonas, sobre todo del centro y norte peninsular, que serán moderadas en Pirineos.

Además, Asturias y León estarán en el mismo nivel de alerta por nevadas. Los cielos estarán muy nubosos en el norte de Galicia y cantábrico, con precipitaciones débiles o localmente moderadas, que se podrían extender, de forma más débil y dispersa, a otros puntos del cuadrante noroeste peninsular. En el extremo sureste peninsular, se prevén cielos nubosos con posibilidad de alguna precipitación débil.

En Baleares y Melilla se esperan cielos nubosos, con precipitaciones localmente moderadas e incluso posiblemente fuertes o con tormenta en Pitiusas y Melilla. En el resto de la Península, habrá intervalos nubosos, tendiendo a poco nuboso; y en Canarias los cielos estarán nubosos o muy nubosos en el norte de las islas de mayor relieve, con lluvias débiles localmente moderadas, e intervalos nubosos en el resto.

Los vientos soplarán flojos a moderados de componente norte en la mayor parte del país, con intervalos de fuerte en el litoral de Galicia, el noreste de Gerona y Canarias.