Julio Martínez, en una imagen de archivo. | Redacción Local

21

El Ajuntament de Palma ha presentado esta mañana el plan de inspección fiscal de 2012 que estima una bolsa de fraude de ocho millones de euros. Así lo ha asegurado, Julio Martínez, portavoz del consistorio, esta mañana en rueda de prensa.

Según ha dicho, en 2012, ya se han recaudado más de los 12 millones previstos.

Además ha añadido que los ciudadanos que paguen antes de que llegue la inspección fiscal se librarán de una multa que oscila entre el 26 y el 75 por ciento de lo que deben a Cort más los intereses de demora.