Performance del GOB contra la importación de residuos, | Joan Torres

23

Activistas de la asociación ecologista Gob disfrazados de turistas con máscaras antigas se han concentrado esta mañana a la puerta del Parlament balear para protestar contra el «fraude» que representa la importación de residuos para su incineración en Mallorca, sometida hoy a aprobación por la Cámara autonómica.

Con bolsas de basura y una sombrilla de playa, cinco integrantes del Grupo Balear de Ornitología y Defensa de la Naturaleza (Gob) se han sentado unos minutos ante uno de los accesos al Parlament durante la celebración del pleno en el que se iba a ratificar el permiso para que el Consell de Mallorca importe basuras para amortizar la planta incineradora que gestiona Tirme.

La portavoz del Gob, Margalida Ramis, ha asegurado que esta medida «condena el futuro de Mallorca desde el punto de vista de la sostenibilidad» y también como destino turístico. Asimismo, los ecologistas entienden que quemar en Mallorca residuos generados en otros países solo responde a «los intereses privados de la concesionaria Tirme».

Ramis ha recordado que esta empresa, que gestiona la planta de incineración de Son Reus, «generará electricidad que venderá a la red y que incrementará sus ingresos», a pesar de que la quema de más desechos perjudicará al medio ambiente y la salud de los ciudadanos.

Además, ha tildado de «grave engaño» el argumento de que la importación de residuos permitirá reducir la tarifa que abonan los mallorquines por la eliminación de sus basuras domésticas. «La tarifa es un fraude y Tirme es un fraude», ha incidido Ramis.

Por todo ello, la dirigente ecologista ha anunciado que el Gob tratará de detener este proyecto con «todas las herramientas» a su alcance, ya sean legales o mediante la realización de campañas entre los turistas que visitan Mallorca y los residentes en las islas.