Imagen del interior del metro de Palma. | S. Amengual

37

La única línea del metro de Palma está muy lejos de alcanzar las previsiones de ocupación que se contemplaban en el proyecto de construcción, que la entonces titular de la Conselleria de Fomento y actual portavoz del PP en el Parlament, Mabel Cabrer, cifró en 2,9 millones los usuarios en 2005. Las cifras reales apenas superan el millón de pasajeros.
En el transcurso del año 2010 la cifra de pasajeros que transportó la única línea del metro de Palma fue de 1.080.405, según cifras oficiales del propio Consorci de Transports de Mallorca. Al año siguiente, en 2011, el número de usuarios del metro descendió, aunque de manera ligera, hasta 1.068.570, apenas doce mil pasajeros menos.


Por lo que respecta a este año, según los datos del Consorcio facilitados hasta el pasado mes de septiembre, el número de pasajeros ha sido de 757.154 pasajeros a falta, todavía, de contabilizar el último trimestre del ejercicio.

Un tercio

A la vista del número de pasajeros contabilizados en el metro de Palma es evidente que no se están alcanzando, ni por aproximación, los cálculos que justificaron su construcción, valorada inicialmente en 90,8 millones de euros, aunque durante su ejecución de produjo un importante desvío al alza.

El metro de Palma tiene en la actualidad una única línea en servicio, que enlaza la estació intermodal de Palma con el campus de la Universitat de les Illes Balears, origen y destino de la mayoría de los pasajeros.
La UIB, junto con el polígono de Son Castello, debían ser los principales puntos de mayor demanda de este sistema de transporte, el quinto que se abrió en España.


Las actuales dificiltades económicas han frenado los planes de expansión de la línea en servicio hasta el ParcBit, además de otras iniciativas destinadas a la ampliación de la actual red metropolitana.