Previous Next
4

Los jubilados del IB-Salut pusieron fin ayer, al menos de momento, a su encierro indefinido, una semana después de iniciarlo, después de mantener una reunión con el president Bauzá y el nuevo conseller de Salut, Família i Benestar Social, Martí Sansaloni. Así lo confirmaron ayer los portavoces de este colectivo de jubilados, Juan de Dios Torres y Jaume Pou, manifestando que el president Bauzá «ha mostrado voluntad política» para solucionar el conflicto.

La reunión entre los representantes de los jubilados con Bauzá y Sansaloni se llevó a cabo ayer, a las 9.30 horas, en el Consolat de Mar. «Hemos visto buena voluntad política por parte del president», afirmó Pou y añadió que «ahora será la asamblea la que decida qué hacemos».

En la asamblea, en la que participaron unos 150 jubilados, que previamente se habían concentrado frente al Parlament, se acordó abandonar el encierro y convocar una nueva asamblea para el lunes, en la que se decidirá qué nuevo paso dar en función de la respuesta del Govern.

«Estos días vamos a estar a la expectativa de lo que nos haga llegar la Conselleria de Salut. Nos han pedido tiempo para solucionar el problema. Sabemos que este mes no cobraremos los complementos, pero esperamos que el problema estará solucionado con una nómina complementaria. Les vamos a dar este margen para que trabajen tranquilos y nos soluciones el problema», afirmó Pou.