Protesta de jubilados del IB-Salut. | Pere Bota

18

Los jubilados del Ib-Salut que mantienen un encierro en protesta por la eliminación de su complemento de pensión han mantenido un «breve pero intenso» encuentro con el conseller de Salud, Martí Sansaloni, que «hace vislumbrar una posible y cercana salida positiva» al conflicto.

La Federación de Sanidad de CCOO de Baleares ha informado en un comunicado de este encuentro, en el que, ha añadido, Sansaloni se ha mostrado un tanto «contrariado» ante la situación de conflicto, ya que «le incomoda dialogar bajo presión».

Los jubilados, por su parte, esperan que el nuevo conseller de Salud, Familia y Bienestar Social «comprenda que el único responsable del conflicto ha sido el secretario general del Ib-Salud, Bartomeu Alcover».

A Alcover le acusan de haber aprovechado «un evidente vacío de poder» para «tomar decisiones que abocan al conflicto abierto y permanente, maltratando a los estafados, vilipendiándolos, acusándolos de privilegiados y, en definitiva, tratándolos con un desprecio jamás visto antes en el Ib-Salut(..)», ha detalla la Federación de Sanidad.

Ante la petición de Sansaloni a los jubilados de que «bajen la presión», estos han pedido lo mismo de su parte y que «depure responsabilidades, nombre interlocutores válidos y destierre las actitudes canallescas».

Los jubilados del Ib-Salut se mantienen encerrados desde la semana pasada en la sede central del Servicio de Salud, se han encerrado en las dependencias de la Conselleria durante unas horas y han protestado frente al Consolat de Mar para pedir la restitución de su complemento de pensión, eliminado en atención a una normativa estatal, y que representa entre el 30 y el 40 % de su nómina.

Además, la federación sanitaria de CCOO ha valorado la actitud del presidente del Govern, José Ramón Bauzá, de aceptar reunirse con ellos mañana.