Antonio Ballabriga (d), junto a su abogado, Josep Zaforteza. | Jaume Morey

3

El juez instructor del ‘caso Nóos’, José Castro, ha decretado el sobreseimiento provisional de la causa respecto a tres profesionales, Juan Pablo Molinero, exapoderado de la sociedad Aizoon, propiedad de los duques de Palma, Antonio Ballabriga, extrabajador de Nóos y María Ángeles Mallent, exreponsable jurídica de las Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia.

Según el auto dictado ayer, el magistrado no ve indicios, por ahora, que incriminen a los tres profesionales.

Molinero recibió el encargo de Iñaki Urdangarin para que desarrollara el patrocinio del equipo ciclista Banesto de les Illes Balears. Su nómina la pagaba Nóos Consultoría Estratégica Sl, según señala el juez en el auto, hasta diciembre de 2005.

Reuniones

Asimismo, Molinero mantuvo reuniones con exaltos cargos del Govern de Jaume Matas, como José Luis Ballester, Juan Carlos Alia y Gonzalo Bernal, en las que «se diseñó el patrocinio del equipo ciclista», según el auto.

«No se advierte por el momento (...) que haya tenido una intervención que vaya más allá de la fiel ejecución de decisiones que le han sido impuestas y cuya supuesta ilegalidad no era obligadamente detectable», señala el juez Castro.

Con respecto a Antonio Ballabriga, defendido por el letrado Josep Zaforteza, formó parte de un equipo de trabajo para los Juegos Europeos, pero «sin que se desprenda haya tenido intervención decisoria ni complicidad consciente en las concertaciones públicas supuestamente delitivas que se investigan».

Finalmente, el archivo provisional del ‘caso Nóos’ para María Ángeles Mallent se dicta porque «su capacidad resolutiva era comparativmente muy limitada» en el Valencia Summit, a pesar de que sus contradicciones al declarar como testigo «aconsejaron se tornara su condición a la de imputada». El juez sobresee de forma provisional respecto a Mallent, aunque ella solicitaba el sobreseimiento libre.