PALMA .- REUNION DE FUNCIONARIOS DE CORT EN SON MALFERIT. | MIQUEL A. CANELLAS

105

Los funcionarios de Cort dejarán de tener masajes, acupuntura, ortodoncia, homeopatía, logopeda, operación láser para miopía y productos de para celíacos gratis a partir del próximo año, ya que el gobierno de Isern los suprimirá en cumplimiento del Real Decreto Ley aprobado por el gobierno central. Así se lo trasladará hoy la teniente de alcalde de Funció Pública, Irene San Gil, a los sindicatos. Además, les informarán de que mantendrán algunas prestaciones sociales como las gafas, implantes de dientes, caries, dentadura postiza y algo de ortopedia gratis, aunque condicionado al sueldo cuyo importe máximo aún no se ha delimitado.

San Gil también les informará de la supresión de todas las ayudas de estudio. En concreto, se destinaban 100.000 euros anuales a repartir entre todos los demandantes para estudiar carreras universitarias, másters, clases de la escuela de idiomas, etc. También desaparecerán los premios de jubilación anticipada, por los que recibían hasta 18.000 euros los que se jubilaban a partir de los 60 años.

Ahorro
La reducción de estas medidas sociales permitirá a Cort ahorrar unos 600.000 euros anuales; actualmente se destinan 650.000 euros al año y se pretenden reducir l 10%.

En la mesa de negociación de hoy también se abordará la eliminación de las horas sindicales que no están contempladas por Ley, un total de 1.680 horas como informó Ultima Hora. No obstante, aún les quedarán 1.720 horas sindicales por Ley. Además, abordarán el consumo de horas en las reuniones con el gobierno municipal, ya que hasta ahora se excluían de las horas sindicales. La titular de Funció Pública manifestó que existe poco margen de negociación, porque son medidas aprobadas por Madrid, y adelantó que rechazan la propuesta sindical de que las reuniones entre el gobierno y los sindicatos se cuenten por días, ya que si una reunión dura tres horas los representantes de los trabajadores no tiene que tener todo el día libre. Además, se quiere limitar el número de asistentes porque algunos sindicatos llevan a más de un representante e incluso a asesores.

Las bajas por enfermedad también dejarán de estar financiadas al 100%, excepto por hospitalización, asistencia quirúrgica y oncología.