Imagen de la finca de Son Puig, que durante un tiempo se barajó como sede de la desaparecida TV de Mallorca. | ultimahora.es

36

Cinco empresarios detenidos en la noche del jueves en el 'caso Grabaciones', el supuesto chantaje por parte de un administrador concursal y dos empleados a propietarios de empresas de climatización, quedaron en libertad con cargos ayer tras declarar ante el fiscal Pedro Horrach y agentes del Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Nacional por la emisión de presuntas facturas falsas.

Cuatro de los empresarios son propietarios o están vinculados a sociedades del ramo de la climatización, y el quinto es el exdelegado de Fomento Contratas y Construcciones (FCC) en Balears, M. E.

Los detenidos, que durmieron una noche en los calabozos de la policía, no pasaron ayer por la tarde a disposición judicial, como estaba previsto, ya que garantizaron arraigo en Palma y su plena disposición a acudir a cada una de las citaciones del Juzgado de Instrucción 1, que lleva la causa, según las fuentes judiciales consultadas por este diario.

Los investigadores han podido comprobar, tras varios meses de indagaciones, que existe una factura por importe de 660.000 euros por obras realizadas en lo que iba a ser sede de TV Mallorca en el barriada de La Vileta (Son Puig), presuntamente falsa. Esa factura la libró la empresa de climatización a FCC el 8 de febrero de 2007.

Denuncia

Las diligencias parten de la denuncia presentada por el abogado J. S. exadministrador concursal de las empresas de climatización, en contra de cuatro de los empresarios detenidos el juez y puestos en libertad ayer a mediodía.

Como ha informado

Ultima Hora, J. S. y los empresarios M. A. y A. C. han cruzado denuncias en los juzgados de Palma por un presunto chantaje, cuyas diligencias las lleva Instrucción 11, y facturas falsas e irregularidades fiscales, a cargo de Instrucción 1.El abogado concursalista, defendido por el letrado Fernando Mateas, descubrió y denunció ante la Brigada de Delincuencia Económica de la Policía Nacional la presunta comisión de diversos delitos económicos y fiscales por parte de los empresarios que están siendo objeto de investigación.

En su denuncia, el letrado sostiene que la descapitalización fraudulenta de las empresas que investiga el Juzgado de Instrución 1 de Palma constituyen la principal causa de la generación de la insolvencia de las sociedades de climatización. Subraya, que los empresarios han dejado deudas por importe superior a diez millones de euros y a cincuenta trabajadores en la calle.

Por su parte, los empresarios apoyan su denuncia contra el abogado concursalista en unas grabaciones donde éste, al parecer, colabora con dos empleados de las empresas de climatización, en un intento de chantaje.

Los supuestos extorsionadores habrían exigido 600.000 euros a dos de los empresarios detenidos ayer para silenciar «los trapos sucios» de las empresas.

Este diario ha publicado parte de las transcripciones de las conversaciones entre los supuestos chantajistas realizadas por la policía judicial. Esas grabaciones han sido impugnadas por el letrado concursalista.