Vista parcial de la sede que ocupaba Yanko en Inca.

3

El titular del Juzgado de lo Mercantil 1 de Palma, Víctor Fernández, ha declarado culpable el concurso de la empresa de zapatos mallorquina Yanko SA, y condena a su expropietario, el catalán Xavier Camp, a dos años de inhabilitación y a satisfacer el 25% del déficit concursal.

En una sentencia, el juez estima de forma parcial la solicitud de declaración de calificación culpable formulada por la administración concursal de Yanko SA y del Ministerio Fiscal.

El proceso judicial se arrastraba desde 2005, cuando Yanko SA, propiedad entonces de Camp, presentó su segundo concurso de acreedores. En enero de 2007, el juez autorizó la venta de Yanko a la sociedad Koyan por 2,9 millones de euros.

Insolvencia

Yanko se declaró insolvente el 24 de octubre de 2005, y tan solo un día después, sus exdirectivos formalizaron la compraventa de una nave de 2.000 metros cuadrados situada en Llucmajor. Esa operación fue anulada por el juez ya que la nave fue vendida a la sociedad Cesgarden SL, del hotelero Miquel Ramis, por un precio inferior al del mercado, según una resolución judicial. La sentencia señala que resulta «determinante» la calificación de culpable el concurso de Yanko, «la revalorización de determinada maquinaria, instalaciones, mobiliario y equipo informático de las fábricas y mobiliario y equipo informático de las fábricas y mobiliario de las tiendas, por un importe total de 1.524.635 euros».

Añade que «la conducta de Yanko demuestra la existencia de actos u omisiones intencionados, cometidos por los administradores de la mercantil auditada, que alteran la información contenida en las cuentas anuales mediante la aplicación indebida e intencionada de principios y normas contables».

«El fraude no es perjuicio concursal, y comporta un plus que reside en la intención de eludir las responsabilidades patrimoniales», señala el juez.