5

Pedro Barceló, juez instructor del ‘caso Ossifar’, la supuesta trama de corrupción en Emaya, interrogará hoy al exresponsable de Medi Ambient de la empresa pública Germán Chacártegui, principal imputado y uno de los ‘arrepentidos’ que ha confesado ante los investigadores de la causa.

Chacártegui tendrá que ratificarse, o no, sobre unas declaraciones que realizó el pasado mes de mayo, cuando aseguró a la Guardia Civil que se «vendió» por un sueldo de 90.000 euros anuales y que se prestó a manipular contratos en la empresa pública.

La Fiscalía Anticorrupción investiga desde hace meses un supuesto trato de favor por parte de los políticos responsables de Emaya, empresa que estaba en aquel entonces gestionada por Unió Mallorquina, en la adjudicación de los contenedores, que se hizo por un valor de 11.000 euros cada uno, cuando el precio medio de mercado era de unos 7.000 euros.

Dinero

El dinero supuestamente malversado superaría los dos millones de euros.

Chacártegui también ha involucrado otros dos exaltos cargos de Emaya, Cristina Cerdó y Malen Tortella, al asegurar que manipuló los contratos por órdenes de ellas.

Tanto Cerdó como Tortella, en cambio, han negado de manera rotunda las acusaciones de Chacártegui.

La investigación de esa supuesta trama empezó con una denuncia de Cerdó tras ordenar el despido de Chacártegui.