Pese al aumento de contenedores de recogida selectiva, muy poca gente utiliza este método.

5

La crisis económica también está teniendo efectos directos en asuntos tan cotidianos como el consumo de agua y la recogida de basura que se producen en Palma. En el caso concreto, del consumo de agua cabe destacar que ha descendido un 3,51% en los siete primeros meses del año respecto al mismo periodo del año anterior; exactamente entre enero y julio de 2012 se han consumido en la capital balear 14.555.456 metros cúbicos de agua, frente a los 15.084.692 del mismo periodo de 2011. (Ver gráfico).

Por sectores, se pone de manifiesto que el empeoramiento de la situación económica es el causante del descenso del consumo de agua en Ciutat. Así, el realizado en el sector comercial e industrial ha caído un 4,5% entre enero y julio de 2012 en comparación con los mismos meses del ejercicio anterior. El consumo que realizan los hoteles también ha disminuido, aunque de forma menos significativa, exactamente un 0,4%. En los hogares también se han producido restricciones y el consumo doméstico de agua ha bajado 3,4%.

Por meses, cuando menos agua se ha consumido en la capital balear durante este año ha sido en mayo, mientras que en 2011 el mes en el que se registró un consumo menor fue en marzo.

Recogida de basura

En relación a la recogida de basura, también se ha producido un descenso en los 7 primeros meses del año; exactamente de 3,3% si se compara con el mismo periodo de 2011. En total, de los 17.634.185 kilos de basura que se han recogido en Ciutat entre enero y julio, sólo 2.030.700 kilos corresponden a recogida selectiva.

La recogida selectiva de papel es la que ha motivado un descenso del total, ya que los kilos de recogida selectiva de papel y vidrio se han incrementado respecto al mismo periodo del año anterior.

Cabe destacar que sólo el 11,5% de la basura que Emaya recoge en Palma es selectiva, un porcentaje muy similar al del año anterior (11,4).