El Rey muestra su preocupación a Rotger porque no será fácil salir de la crisis

| Palma de Mallorca |

Valorar:

El rey Juan Carlos ha manifestado hoy al presidente del Parlament balear, Pere Rotger, su preocupación por la situación de crisis económica y por el hecho de que no será fácil salir de ella, y se ha interesado por las iniciativas que está adoptando Baleares para hacerlo posible.
«Ha mostrado su esperanza de que salgamos, porque España es un gran pueblo, pero también que no será fácil», ha explicado Rotger a los periodistas sobre el contenido de su audiencia con el rey, celebrada esta mañana en el Palacio de la Almudaina de Palma.
Rotger ha dicho haber encontrado al rey «anímicamente muy bien» y ha explicado que en la cena que ofreció ayer la familia real a las principales autoridades de las islas compartió mesa con el monarca y estuvo «muy simpático, como es él».
«Ayer noche me dijo que está muy contento de trabajar, y más en estos tiempos difíciles», ha detallado Rotger.
El presidente del Parlament ha señalado que coincide con el monarca en la necesidad de «hacer piña» entre todos -ciudadanos, políticos y empresarios- para «coger la situación con rigor y seriedad» porque se trata de «una crisis inesperada» y que se hace «más larga» de lo que cabía esperar.
El rey ha recibido también esta mañana al presidente del Govern balear, José Ramón Bauzá, con quien también ha abordado principalmente la situación económica y las respuestas que están dando a la misma las instituciones de las islas.
«El rey es el primero de los españoles y como tal está preocupado igual que todos nosotros por la situación económica, de ahí el interés que ha manifestado por saber cuál era la situación económica y los proyectos y propuestas que Baleares presenta precisamente para reactivar la economía, no solamente la propia sino del conjunto del Estado español», ha declarado Bauzá al salir de la audiencia.
El presidente balear ha calificado el encuentro de muy cordial y ha comentado que le ha explicado al monarca «la evolución de la situación en este último año desde la aprobación del plan de saneamiento, las nuevas reformas, el ajuste con el plan de equilibrio económico y los proyectos» que tiene en marcha la comunidad, basados en la colaboración público-privada.
Bauzá, que ha encontrado al rey «extraordinariamente bien» de salud y con un ánimo «fantástico», le ha transmitido al monarca que los baleares consideran «un honor y un privilegio» que la familia real siga pasando parte de sus vacaciones en las islas, como viene ocurriendo desde hace años.
Sobre el hecho de que la familia real vaya a pasar este verano menos días en Mallorca, Bauzá ha dicho que sus miembros tienen «una agenda muy apretada», sobre todo porque deben hacer acto de presencia en los Juegos Olímpicos que se celebran en Londres y ha insistido en que el simple hecho de que pasen «unas semanas en las islas» es «un orgullo, un honor y un privilegio».
«Lo importante es que sigan pasando parte de sus períodos estivales en las islas, no solamente ahora sino también en el futuro», ha dicho Bauzá.
Según Bauzá, el tema que ha marcado la reunión ha sido qué está haciendo Baleares para reducir el gasto público, aumentar la iniciativa privada y estimular medidas que permitan salir de la crisis.
A preguntas de los periodistas, el presidente balear ha contestado que no habían abordado ni la posibilidad de un segundo rescate a España ni el asunto de Iñaki Urdangarin.
El rey ha recibido también al alcalde de Palma, Mateo Isern, que le ha informado de las iniciativas emprendidas por el Ayuntamiento, entre ellas la creación de la Fundación Palma de Mallorca 365, una plataforma público-privada que dirigirá la promoción turística de la ciudad.
Las audiencias del monarca continuarán mañana, viernes, cuando recibirá a la presidenta del Consell de Mallorca, Maria Salom; a la delegada del Gobierno, Teresa Palmer, y a la junta directiva de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.