Aunque ayer no era protagonista de ninguno de los asuntos que se debatieron en el Parlament, Rafael Bosch, mostró evidentes signos de cansancio, tal vez tras la amarga ceremonia de graduación del día anterior. | Pere Bota

36

Fin a la guerra médica gracias al pacto in extremis entre el PP y el PSOE. Los médicos podrán cobrar en la nómina de agosto el sueldo correspondiente a ese mes más todos los atrasos de los pluses que no han cobrado desde la nómina de junio. A partir de la aprobación de la ley, que será el martes en el Parlament, se abre un periodo para que se convoque a la Mesa Sectorial de Sanidad y se ratifique el cobro definitivo de esos complementos en las siguientes nóminas.


El Govern suspendió la aplicación de estos complementos al tener conocimiento de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia, del año 2010, que anulaba estos pluses porque no se habían aprobado en el foro adecuado. La suspensión del pago de estos complementos provocó una convocatoria de huelga por parte del colectivo, que se suspendió tras el compromiso del Govern de aprobar una ley que garantizara el pago. Los médicos mostraron ayer su satisfacción por este acuerdo general y lamentaron que el PSM-IV no se sumara.

La oposición

Esa ley es la que ayer se debatía en el Parlament. El PP presentó una proposición que no gustó nada ni a PSOE ni a PSM-IV-ExM. A los socialistas les molestó que en el texto se incluyeran observaciones críticas con el anterior Govern del Pacte; el PSM-IV no estaba de acuerdo en aprobar una ley para incumplir una sentencia y advirtió de que es inconstitucional.

Noticias relacionadas


Ante las discrepancias con los populares, los socialistas presentaron un texto alternativo, que, con ligeras variaciones, es lo que ayer se aprobó en la Cámara y que será ratificado el martes.
Más allá del contenido de la ley, tanto el portavoz del PSOE, Antonio Diéguez, como la del PSM-IV, Josefina Santiago, acusaron al Ejecutivo de haber provocado el conflicto con los médicos como represalia contra la oposición después de que ésta denunciara las incompatibilidades del president Bauzá. La portavoz del PP, Mabel Cabrer, negó este extremo y acusó al Pacte de haber incumplido a sabiendas una sentencia que les obligaba a no pagar los complementos.