Pastor, al fondo, durante una intervención de Bauzá en el Parlament. | M. À. Cañellas

90

El Comité de Derechos y Garantías del PP balear ha expulsado del partido durante cuatro años a Antoni Pastor, que el pasado 27 de marzo votó en el Parmalento autonómico contra la ley del Govern que elimina el requisito de saber catalán para trabajar en la administración autonómica.

El órgano disciplinario del PP balear considera que al votar junto con la oposición contra la modificación de la ley de Función Pública Pastor, que también es alcalde de Manacor, cometió una «falta muy grave», indica el partido en un comunicado.
«El comité considera que se trata de una decisión premeditada y no de un acto impulsivo ni de error, puesto que Pastor manifestó su voluntad de romper la disciplina de voto con declaraciones a los medios tanto antes como después de la votación», añade.

El partido recuerda que los estatutos establecen como castigo para las faltas muy graves la suspensión de militancia por un periodo de entre cuatro y seis años.

La sanción implica la pérdida de la condición de militante. Al sancionado le cabe la interposición de un recurso ante el órgano disciplinario nacional del PP en el plazo de 15 días.

Además de abrirle el expediente disciplinario ahora resuelto, el Comité de Derechos y Garantías del PP balear expulsó a Pastor del grupo popular en el Parlament y le destituyó como presidente de la junta local del partido en Manacor.

La entidad disciplinaria también tiene pendiente por resolver otros dos expedientes abiertos a Pastor: un segundo por volver a romper la disciplina de voto del PP en el Parlament y el tercero por expulsar a tres ediles del PP del ejecutivo municipal en Manacor y formar gobierno con otros partidos.