El presidente del Govern, José Ramón Bauzá, ha asegurado hoy que en los cuatro últimos años las plantillas públicas han aumentado en 4.500 personas en Balears, un incremento que ha calificado de «insostenible» e «irresponsable», y que ha obligado a tomar medidas sobre el sector público.

Bauzá ha detallado, durante su comparecencia ante el Parlament para explicar el plan de equilibrio económico anunciado por el Govern el 30 de abril, que la plantilla de empleados públicos ha pasado de 24.898 personas a 29.425 en el último cuatrienio.

El presidente ha asegurado que esas 4.500 personas no suponen «un dato intrascendente» porque «refleja una forma de entender» que ha atribuido a los anteriores gestores de la comunidad autónoma, al Govern del pacto, y que ha descrito como «insostenible».

Bauzá ha repetido hasta seis veces consecutivas ante los diputados que ese aumento de la plantilla pública es «irresponsable».

El presidente ha justificado medidas del plan de equilibrio como congelar la oferta pública de ocupación, extender la jornada de los empleados públicos de 35 a 37,5 horas semanales, suspender los complementos retributivos y de incapacidad temporal, así como las ayudas de acción social, libranzas o días adicionales, para evitar la reducción de los salarios de esa plantilla pública.

Bauzá ha recordado que en todos los planes de equilibrio que se han presentado en Baleares en los seis últimos años se incluía el compromiso del Govern de elaborar una relación de puestos de trabajo en los ámbitos educativo y sanitario que nunca ha llegado a hacerse.

«Seguimos sin saber exactamente cuántos trabajadores tenemos y qué labores ejercen», ha dicho Bauzá, que ha subrayado que el actual Govern ya está elaborando dicha relación de puestos de trabajo, que es un compromiso incluido en el plan de equilibrio.

Encuentro con la oposición

Además, el presidente Bauzá ha señalado que está dispuesto a plantear un pacto por el crecimiento con los grupos políticos y ha anunciado que en los próximos días podrán «conciliar y debatir» sus diferencias para asegurar el crecimiento de la Comunidad Autónoma.

Bauzá ha criticado la gestión del anterior Ejecutivo autonómico y ha señalado que la «intervención no es una alternativa», aunque se hayan tenido que tomar «medidas impopulares pero necesarias».

Así, ha señalado que el Govern está comprometido a continuar adoptando decisiones que «el presente y el futuro de la Comunidad requieren». Por eso, ha «extendido la mano» y ha solicitado «a los grupos de la Cámara que les acompañen en este camino».