4

El presidente del Sindicato Médico de Baleares, Isidro Torres, ha asegurado que las medidas que ha anunciado el Govern este lunes dentro del Plan para el Equilibrio Económico «afectarán en la economía de las familias» y que el hecho de que se recorte en materia sanitaria les lleva a ser «el chivo expiatorio de la crisis», dado que, a su juicio, se han convertido «en tiro fijo» para los políticos.

Así, Torres ha asegurado en declaraciones a Europa Press que estas medidas tomadas por el Gobierno son «una escalada permanente» y que se hacen «con especial inquina». «Hay un especial ensañamiento con el ámbito sanitario y docente», ha señalado asegurando que desde este sector se ha trabajado «con dignidad».

Por ello, ha remarcado que dichas medidas les están «abocando a situaciones de francos problemas para hacer frente a gastos comunes».

En este sentido, Torres se ha preguntado «hasta qué punto va a tener que soportar el personal sanitario el déficit de sanidad» y cree que «ningún político con un mínimo de vergüenza» le podrá responder.

«ES MUY DIFICIL MANTENER LOS NIVELES DE CALIDAD»

«Con el anuncio de Rajoy de que cada viernes va a aprobar nuevas medidas, me temo que vamos a tener que pagar para ir a trabajar», ha destacado Torres, quien ha insistido en que «los políticos se llenan la boca con palabras vacías que no se las cree nadie».

Por otra parte, ha reconocido que es «muy complicado mantener niveles de calidad en sanidad cuando se está tocando el patrimonio familiar». Por ello, ha insistido en que «lo que tienen que hacer -los políticos- es callar».

Asimismo, ha manifestado su preocupación ante el sector de trabajadores de más de 50 años, ya que, según ha explicado, «no tendrán facilidades para conseguir suplementos y preocupa porque tienen cargos familiares». «Están atentando contra las familias», ha añadido.

En esta misma línea, el presidente del Sindicato Médico ha lamentado «las formas» en las que se han producido y anunciado las medidas.

Cabe destacar que el Govern ha anunciado el cierre del Hospital General y el Juan March -dentro de su plan de ahorro- cuyos servicios se trasladarán a la Cruz Roja y al hospital San Juan de Dios y que servirá para realizar un ajuste de 347,9 millones para cumplir el objetivo de déficit del 1,5% marcado por el Gobierno central.

Además, se han anunciado una serie de medidas de contención de gastos en personal, gasto de bienes y servicios, transferencias corrientes en educación y la declaración de crédito no disponible por las que se ahorrarán 41,1 millones en las relacionadas con el personal de la Administración General y 4,81 millones en la agencia tributaria.