Francina Armengol, en una imagen de archivo. | T. Ayuga

35

La secretaria general del PSIB-PSOE, Francina Armengol ha afirmado hoy que el Govern, con su plan de ajuste de 347,9 millones de euros, le ha dado una «estocada» al Estado de Bienestar de Baleares y ha causado el «destrozo» de la sanidad, educación y función públicas.

Este plan de equilibro económico significa recortar los servicios públicos y «enviar más gente al paro», ha lamentado hoy la líder socialista durante una rueda de prensa en la que ha vuelto a exigir la comparecencia urgente del presidente de Baleares, José Ramón Bauzá, en el Parlament para que explique su plan y no a través de una rueda de prensa en la que «ha escenificado su soledad».

Ante la «gravísima» coyuntura de crisis económica y de «ineptitud política», la diputada socialista ha requerido también la convocatoria inmediata de la mesa de diálogo social de Baleares para que el ejecutivo, todos los partidos y los agentes económicos y sociales establezcan conjuntamente una hoja de ruta para salir de la crisis.

Armengol ha destacado que hoy, «por primera vez», el propio presidente balear ha reconocido «claramente» que cuando el PSIB gobernaba la comunidad, la economía balear crecía, mientras que tras un año de gobierno del PP las cifras son «catastróficas».

La líder socialista ha comenzado su intervención subrayando la soledad del presidente porque su estrategia no ha sido consensuada con nadie, no ya con los partidos políticos, sino con los agentes sociales, empresariales, empleados públicos, etcétera. «El Govern es incapaz de dialogar ni de pactar nada», ha lamentado Armengol.

La portavoz ha comentado que el presidente Bauzá, tras casi un año de gobierno en el que se ha dedicado a criticar al anterior ejecutivo autonómico presidido por los socialistas, «no ha sabido reaccionar frente a la crisis y cuando lo ha hecho, lo ha hecho mal», sin presentar ninguna alternativa.

También ha resaltado que Baleares tiene una cifra «histórica de parados» y acaba de vivir su peor temporada turística en invierno, pero «en diez meses el Govern no ha tomado ni una sola medida y ha dado la espalda a los ciudadanos», salvo para impulsar proyectos privados «destructores del territorio» como la construcción de un hotel de cinco estrellas en Sa Ràpita próximo a la playa de Es Trenc.

Mientras que el Ejecutivo impone los recortes sobre la sanidad y educación públicas -131 millones en total- y «carga» sobre las clases medias con nuevas tasas, se niega a que paguen «más los que más tienen» a través del impuesto de patrimonio, ha lamentado Armengol.

Con la reducción del gasto en educación en 37 millones «se destroza la educación pública», se ha mostrado convencida Armengol, que se ha preguntado para qué ha visitado el presidente Suiza con un «séquito» de ocho personas con el objetivo de conocer un sistema educativo que no aplicará nunca.

Armengol ha rechazado «total y absolutamente» este plan que supone además el cierre de dos hospitales públicos en Mallorca y la «eliminación» del Consell de la Joventut y del Consell Economic i Social.

«El Govern miente y sigue mintiendo hoy porque ni con estos recortes logrará no sobrepasar el déficit público del 1,5 % fijado para este año», ha dicho Armengol.