Juan José Hidalgo, José Manuel Vargas, Todd Nelp y los secretarios de Estado Jesús Gracia e Isabel Borrego.

1

Día histórico ayer en la trayectoria empresarial de la compañía aérea del grupo Globalia, Air Europa, puesto que la Boeing Commercial Airplanes presentó de forma oficial en España el modelo Boeing 787 Dreamliner, catalogado por el sector aeronáutico como el avión del futuro, del cual ha adquirido el grupo que preside Juan José Hidalgo ocho unidades.

El acto tuvo lugar en el Pabellón de Estado del aeropuerto de Barajas y contó con una nutrida representación del sector turístico e institucional, entre ellos los secretarios de Estado para Iberoamérica y de Turismo, Jesús Gracia e Isabel Borrego, respectivamente. Por parte del Govern balear acudió el conseller de Turisme, Carlos Delgado.

Tanto Borrego como Gracia y el presidente de AENA, José Manuel Vargas, resaltaron la apuesta de futuro realizada por Air Europa. «Es una buena noticia para todos los que trabajamos en este sector y está en la línea con lo que cabe esperar de un hombre innovador, como Pepe Hidalgo, que siempre ha sido pionero en la aviación española», apuntó Vargas.

Boeing e Hidalgo

El vicepresidente de ventas para Europa de Boeing Commercial Airplanes, Todd Nelp, afirmó en su intervención que «Air Europa se colocará en la vanguardia de la innovación tecnológica y de servicio a sus pasajeros. Con este modelo de avión, Air Europa operará vuelos consumiendo menos combustible, con menos emisiones, más silenciosos y podrá ampliar su oferta de vuelos de larga distancia».

Hidalgo aclaró que la trayectoria de Air Europa se enfocó en su día por Airbus, «pero la experiencia nos ha demostrado que Boeing es el futuro en innovación y calidad aeronáutica. Uno de nuestros principios fundamentales de Air Europa ha sido siempre la de mantener la flota más moderna en cada momento, con aviones nuevos, tecnológicamente de vanguardia y con un meticuloso mantenimiento que se lleva a cabo en el hangar con que contamos en Son Sant Joan».

Uno de los principales aspectos que destacó Hidalgo del Boeing 787 Dreamliner es que en cada vuelo se consumirá un 20% menos de combustible: «El casco del nuevo avión, del cual dispondremos la primeras unidades en 2016, es más caro, pero la ventaja de menos consumo de combustible nos da mayor competitividad. En estos momentos contamos con 40 aviones, los cuales nos suponen un coste anual de 350 millones de euros en combustible. Con el ahorro del 20%, nos evitaríamos pagar cada año unos 70 millones. A parte, de que al ser la primera aerolínea española en adquirirlos, nos situamos unos diez años por delante de nuestros competidores en cuanto a avance tecnológico y calidad aeronáutica».