Miembros de la Asociación de Padres de Familia Separados de Baleares (Apfsib). | J. Lladó

Miembros de la Asociación de Padres de Familia Separados de Baleares (Apfsib) se han concentrado este sábado en la Plaza Joan Carles I de Palma para pedir la puesta en marcha de una ley balear de igualdad en las relaciones familiares ante la ruptura de convivencia de los padres en la que se imponga la custodia compartida.

Con el acto, que ha tenido lugar a partir de las 12.00 horas con motivo de la celebración este lunes del 'Día del padre', querían mostrar su reivindicación para que la custodia compartida se establezca como norma general en todos los divorcios y que se utilice la mediación familiar intrajudicial obligatoria antes del procedimiento de divorcio contencioso.

Según opinan, la figura del padre y su capacidad de educar en valores es «fundamental y debe ser valorada como elemento indispensable en el crecimiento y desarrollo afectivo, intelectual, psicológico y social» de los hijos menores de edad, tanto por su propio bien, como por el de la comunidad en general, «como garantía de futuro de una sociedad civilizada, dialogante, y tolerante».

Además, durante su protesta han tenido un momento de recuerdo para Miguel Angel Salgado, un padre separado que fue asesinado a tiros poco tras conseguir la custodia de su hija menor de edad. El crimen, según han recordado, fue cometido el 14 de marzo de 2007 por un sicario a sueldo y su ex mujer, María Dolores Martín Pozo, fue condenada en diciembre a 22 años de prisión como instigadora del mismo.

Asimismo, la hija podría haber sufrido el denominado como síndrome de alienación parental. Por todo ello, la asociación propondrá que se declare el 14 de marzo como el 'Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra el Hombre' en homenaje a Miguel Angel «un padre responsable y que quería a su hija por encima de todo».

Finalmente, en la protesta se ha recordado que los colectivos de padres separados a nivel nacional reclaman la instauración del 26 de abril como 'Día de la Custodia Compartida' en alusión a que, según dicen, los juzgados otorgan la custodia a la madre (26 días al mes) con un régimen de visitas de dos fines de semana (cuatro días) a favor del padre.