Las protestas se han sucedido en el pleno de esta mañana. | Joan Torres

6

El comité de empresa de Spanair ha pedido hoy una reunión con el Ayuntamiento de Palma para pedir al gobierno municipal que apoye un plan de reconversión y formación de sus trabajadores, por lo que la concejala de Comercio, Trabajo y Juventud, Esperanza Crespí, ha prometido recibirles mañana.

El pleno del Ayuntamiento ha aprobado hoy por unanimidad una propuesta socialista para que el ejecutivo municipal se reúna con los trabajadores de Spanair y establezca líneas de ayuda para ellos tras el cierre de la aerolínea.

El delegado del comité de empresa de Barcelona y responsable de USO en Spanair, Jordi Mauri, ha intervenido en el pleno, donde ha pedido al alcalde de Palma, Mateu Isern, que «tome cartas en el asunto» y adquiera «el compromiso de ayudar en la recolocación y si es posible también en la formación» de los trabajadores afectados.

Mauri ha admitido ser consciente de que la recolocación no podrá abarcar a toda la plantilla, pero ha pedido que para los demás haya «una reconversión» para evitar que engrosen las listas del paro.

El delegado sindical ha reprochado a las administraciones de Baleares que «no se ha movido ficha» en defensa del sector aéreo, de manera que ahora, en cuestiones como el mantenimiento de aeronaves, «solo queda Air Europa y en una situación nada fácil».

Mauri ha denunciado que la situación afecta a la conectividad de las islas, donde «los precios han subido hasta en un 70 % más que hace unas semanas», y ha pedido que se cree una comisión, con participación de la Administración, sindicatos y empresas que están operando en Mallorca, para estudiar acciones a adoptar.

El objetivo es crear «un plan de reconversión y recolocación de los trabajadores de todas las compañías que se han ido perdiendo en Baleares y acotar el libre mercado que se está basando en compañías low-cost, porque solo va a quedar la opción cara, Iberia, y una barata que no es tal», ha advertido.

Por su parte, en representación de los técnicos de mantenimiento de Spanair en Palma del sindicato ASETMA, Pere Magraner, ha pedido al Ayuntamiento ayuda para que los trabajadores reciban cursos para poder mantener sus licencias en vigor o bien formación sobre mecánica y aviónica que mejore su capacitación.

También ha pedido «algún programa para relanzar la industria aeronáutica en las islas».

La concejal de Trabajo ha aceptado reunirse mañana mismo con el comité de empresa y ha subrayado que hasta ahora nadie había solicitado dicha reunión.

Crespí ha admitido que «la situación es difícil, no solo en el sector aeronáutico, porque también la construcción y el comercio requieren una recolocación».

Por otra parte, el pleno ha aprobado también la propuesta socialista de instar al equipo de gobierno a enmendar el error que ha supuesto disminuir los días de cotización de los trabajadores del programa «Fent Feina IV».

La portavoz socialista, Aina Calvo, ha explicado que un error administrativo en la distribución de las jornadas de estos trabajadores en riesgo de exclusión, que trabajaron en total 180 horas, hizo que no hubieran cotizado lo suficiente para percibir la prestación de desempleo.

Según Calvo, llegaron a cobrar un mes de prestación que ahora se les reclama que devuelvan.

La concejala de Trabajo ha explicado que dicho error ya ha sido subsanado.

El pleno ha rechazado -con los votos a favor del PSIB y PSM-IV-ExM y en contra del PP- la propuesta socialista de instar al equipo de gobierno a poner en marcha un plan de ocupación con medidas de dinamización y a incrementar los recursos destinados a la formación y orientación laboral.

Crespí ha explicado que la política del Ayuntamiento quiere apoyar a los empresarios y emprendedores para dinamizar el mercado laboral, para lo que se cambió el antiguo Instituto Municipal de Formación, Ocupación y Fomento (Infof) por al agencia local PalmActiva, de la que ha dicho que «consigue ofrecer más con menos».

La concejal del PSM-IV-ExM Marisol Fernández le ha reprochado al gobierno municipal que en Palma haya más de 40.000 parados y PalmActiva «está dormida y no está dando respuesta a las necesidades de la ciudad».