4

El número de viviendas hipotecadas en Baleares en el año 2011 fue de 12.184, lo que supuso un descenso del 29,6% respecto a 2010 y de un 33,4% respecto a 2009, según los datos facilitados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, en el año 2010 se hipotecaron 17.318 viviendas nuevas y 18.249 en 2009.

El valor de estas hipotecas en 2011 alcanzó los 1.385 millones de euros, muy por debajo de los 2.059 millones de euros de 2010 y los 2.384 millones de euros de 2009.

El importe medio por hipoteca constituida sobre el total de las fincas se situó en 127.486 euros, un 11,4% menos que el año anterior.

En el conjunto de España, la constitución de hipotecas sobre viviendas retrocedió el 32,6% en 2011, hasta las 409.337, lo que multiplica por cuatro la caída del 7,4 % experimentada en 2010 y suma ya cinco años consecutivos a la baja de este indicador.

Según los datos facilitados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la firma de hipotecas se redujo en diciembre el 12,5 % respecto al mes anterior, hasta 24.610, con lo que suma ya veinte meses de bajadas en comparación interanual.

El importe medio de los préstamos hipotecarios para la compra de una vivienda cayó el 4,3 % en 2011, hasta los 111.950 euros, según la misma fuente.

A cierre de 2011, el capital prestado por bancos, cajas y cooperativas para la compra de una vivienda se situaba en 45.825 millones de euros, lo que representa un descenso del 35,5 % en comparación con el ejercicio anterior.

En el conjunto del mercado, que incluye tanto las fincas urbanas como las rústicas, en 2011 se firmaron un total de 653.824 hipotecas, el 32 % menos que en 2010.

El importe total de estos préstamos se situó en 77.962 millones al finalizar el año, el 36,4 % menos que al cierre del año anterior, según estos datos.

Por tipos de entidades, las cajas de ahorros fueron las que concedieron más hipotecas en 2011, con el 44,2 % del total, seguidas de los bancos, con el 42,1 %, y de otras entidades financieras, con el 13,7 %.

En cuanto al capital prestado, los bancos concedieron el 46,2 % del total, en tanto que las cajas de ahorro prestaron el 39,7 % y otras entidades financieras, el 14,1 %.

Asimismo, el número total de hipotecas con cambios en sus condiciones inscritas en los registros de la propiedad fue de 339.640 durante 2011, lo que supuso un descenso del 25,1 % respecto al ejercicio anterior.

En el caso de préstamos para comprar viviendas, la cifra de hipotecas que modificaron sus condiciones disminuyó un 29,4 %, mientras que las novaciones (cambios decididos con la misma entidad financiera) se redujeron el 23,6 %.

Los préstamos que cambiaron de entidad (subrogaciones al acreedor) disminuyeron un 31,9 %, mientras que las hipotecas en las que cambió el titular del bien hipotecado (subrogaciones al deudor) descendieron un 31,1 %.

Por otra parte, en 2011 se cancelaron 473.417 hipotecas, el 12,2 % menos que en el año anterior, de las que 322.844 eran créditos hipotecarios sobre viviendas, cifra que cayó el 12,9 % interanual.

Todas las comunidades autónomas vieron caer sus respectivas cifras de constitución de hipotecas en comparación con el ejercicio anterior, aunque las que más bajaron fueron Asturias, el 47,2 %, y La Rioja, con el 45,6 %.

Por el contrario, las que menos redujeron sus hipotecas nuevas fueron el País Vasco, el 21,7 %, y Melilla, el 22,5 %.

En cuanto al importe medio de estos préstamos, Navarra fue la comunidad con las hipotecas más elevadas, con 169.140 euros de media, y también fue la que registró el mayor incremento interanual en este importe, del 11,1 %.