La peatonalización de Porta Santa Catalina fue una de las obras realizadas con cargo al 'Plan E' en Palma. | JUAN MIGUEL GIMENEZ

10

Las obras llevadas a cabo en Palma entre 2009 y 2011 en el marco del 'Plan E' -Fondo estatal para el empleo y la sostenibilidad local-, por valor global de unos 100 millones de euros, no le salieron gratis a Cort. Según el actual concejal de Hacienda, Julio Martínez, sólo en horas extras y complementos de productividad de personal del municipio que redactó y vigiló los trabajos, han sido abonados más de 2 millones de euros.

La razón principal de este notable gasto con cargo a las arcas municipales no es otro que la celeridad con la que hubieron de ser redactados los proyectos que los municipios reclamaron para recibir los fondos del 'Plan E', los cuales tenían que cumplir elrequisito imprescindible de ser completamente nuevos.

En opinión de Julio Martínez, «el 'Plan E' lo único que ha conseguido es generar deuda al Estado pero no reducir la que ya mantenía con los ayuntamientos, ni financiar la deuda con los proveedores ni el déficit de las las administraciones municipales».

Para el regidor de la actual mayoría de gobierno, «a la postre se ha generado deuda en los municipios, lo que desde luego también ha afectado al Ajuntament de Palma que está pagando las consecuencias del mal instrumento que ha sido el 'Plan E'».

Martínez señaló por último que «lo que estamos planteando hoy desde Cort al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y al ministro Montoro, es que en futuro existan instrumentos para reducir la deuda con los proveedores, que es lo más importante».

Fuentes del grupo municipal del PSOE, que en la anterior legislatura tenían a su cargo tanto la Alcaldía como la concejalía de Hacienda, señalaron a este diario que la cifra de gasto municipal esgrimida por Martínez «puede ser correcta», pero rechazaron «la interpretación política de que eso fuera un gasto caprichoso puesto que se trata de un 2% sobre el volumen total del coste de obra, lo que significa un enorme ahorro si en vez de optar por esta fórmula se hubieran contratado fuera».

Las mismas fuentes elogiaron «el esfuerzo y la capacidad de trabajo de los técnicos municipales para la redacción y seguimiento de obras muy necesarias para Palma».