0

El Govern ha asegurado este viernes que el proyecto de la futura Ley General Turística de la comunidad no es ningún «cheque en blanco», tal y como sostiene el PSM-IV-ExM, sino que se trata de una «modernización» de la comunidad frente a otros destinos.

Según ha opinado el portavoz del Ejecutivo autonómico, Rafel Bosch, este viernes, cuando concluye el plazo de presentación de enmiendas, esta normativa está destinada a «actualizar la situación» de las islas y a que se puedan llevar a cabo proyectos que permitan a la comunidad «avanzar respecto a destinos que sí se han modernizado».

Según ha reiterado Bosch tras dar cuenta de los acuerdos aprobados en el Consell de Govern, de esta manera, se está «optando a un modelo de calidad».