Miguel Bordoy, Pere Rotger, José Ramón Bauzá, Francisco Martorell y Josep Oliver, ayer noche en el Trui Teatre. | Joan Torres

La Asociación de Industriales de Mallorca (Asima) construirá un «vivero industrial» de 14.000 metros cuadrados con pequeñas naves destinadas a acoger la actividad de autónomos y pymes que quieran poner en marcha proyectos empresariales, para lo cual se ha llegado a un acuerdo con MicroBank-La Caixa para dotar de microcréditos a los emprendedores, según anunció ayer el presidente de la entidad, Miguel Bordoy, durante su intervención en la Gala Asima 2011.


El acto, al que asistieron unos mil invitados en el Trui Teatre, contó con la presencia del presidente del Govern, José Ramón Bauzá; el presidente del Parlament, Pere Rotger; y el alcalde de Palma, Mateo Isern, así como diferentes presidentes de asociaciones, federaciones y fundaciones empresariales y representantes del mundo de la economía balear.


Líneas estratégicas


Bordoy se refirió a la creación del vivero industrial como uno de los proyectos estrella de la asociación, el cual albergará a micronaves que contarán con una reducida dimensión, que se adaptará a las necesidades de la demanda con diferentes ofertas de alquiler y analizando la viabilidad de los proyectos. Asimismo, dijo que se dotará con dos millones de euros a la Fundación Asima para encauzar programas de ayudas sociales y educativos.
También se refirió a la creación del único Museo de la Industria público de la comunidad y de la Escuela de Restauración como «complemento y herramienta eficaz para recuperar antiguos oficios y apostar por la formación de aprendices convirtiéndoles en auténticos maestros».


El presidente de Asima lanzó un mensaje optimista ante los asistentes al afirmar que hay que afrontar el futuro «siendo capaces de vivir en positivo, porque sólo así es posible recuperar la ilusión y la esperanza. Los empresarios somos los únicos capaces de aportar soluciones innovadoras para levantar la economía».


El president José Ramón Bauzá destacó en su intervención la trayectoria de Asima, «como valor estratégico empresarial con espíritu emprendedor», puntualizando además que su labor y desarrollo «es clave para el rumbo de la economía, al haber logrado conjugar esfuerzos empresariales de emprendedores».


La creación del ‘vivero industrial' fue valorado por el president muy positivamente: «Porque las pymes son la gasolina que reactivan la economía balear. Apostar por este proyecto supone hacerlo por la excelencia, la innovación y la competitividad».


Bauzá reconoció que estamos en unos momentos difíciles, «de ahí que necesitamos la unión empresarial para salir adelante y Asima es el ejemplo a seguir».


Como colofón del acto, intervinieron cuatro virtuosos músicos, capitaneados por el maestro Ara Malikian (considerado como uno de los diez mejores violinistas del mundo) con su espectáculo "Pagagnini", pasajes musicales con miradas diferentes para alumbrar el nuevo rumbo de Asima para los próximos años.