Balears registró, el año 2010, una tasa de 13,82 interrupciones voluntarias del embarazo por cada millar de mujeres entre 15 y 44 años residentes en las Islas, lo que supone un ligero incremento de los niveles alcanzados en 2009, con una tasa del 13,22 y se sitúa como la cuarta comunidad con mayor tasa de abortos del país.

Así se desprende de los datos hechos públicos ayer por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, en los que se especifica que el año pasado se practicaron en las Islas un total de 3.295 abortos, un 1,3% más que en 2009, de los cuales 2.241 se practicaron en mujeres de entre 20 y 34 años y también se practicaron 10 abortos en jóvenes menores de 15 años.

La consellera de Salut, Família i Benestar Social, Carmen Castro, aseguró ayer en el Parlament que las mujeres que se acojan al derecho a abortar en los centros públicos pueden estar «bien tranquilas» ya que se les garantizará su derecho a interrumpir el embarazo, aunque no concretó cómo se afrontará la nueva situación tras retirarse las subvenciones a las clínicas privadas.

Asociaciones

Por su parte desde la Asociación Baleares Vida afirmaron ayer que «es evidente que la ley del aborto ha fracasado estrepitosamente y debe ser abolida».

Y el Instituto de Política Familiar de Balears (IPFB) lamentó las cifras de abortos de 2010 y pidió la derogación de la actual ley.