1

El portavoz del Govern, Rafael Bosch, ha asegurado hoy que no cree que la rebaja de la calificación de la deuda a largo plazo de Baleares por parte de la agencia Standard & Poor's, afecte a la concesión de créditos a la comunidad porque las entidades financieras conocen las medidas de control adoptadas.

Bosch ha subrayado que el informe que se conoció el martes (en que el que la agencia rebajó la calificación de Baleares de «A+» a «A-"), se basa en el análisis de la situación de la comunidad en 2010 y el primer semestre de 2011, período que corresponde a la pasada legislatura, y además destaca que la gestión ha cambiado para el segundo semestre tras las elecciones autonómicas.

«En el propio informe se habla de un cambio de gestión y de control a partir del segundo semestre muy importante», ha destacado Bosch en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell de Govern.

Bosch ha explicado que la situación de dificultades en la tesorería de la comunidad y en la gestión de los pagos pendientes es una información pública que manejan los organismos, pero ha incidido en que dichas entidades también reciben las noticias favorables que se producen en torno a la economía de las islas.

«Pensamos que como estamos en la senda adecuada, porque también se producen noticias favorables en relación a la gestión y control presupuestario y la disminución del déficit respecto al PIB, creemos que no afectará», ha dicho Bosch en relación a la concesión de crédito a la comunidad autónoma por parte de la banca.

Noticias relacionadas

El portavoz del ejecutivo ha defendido que el Govern tenía que tomar «determinaciones de control presupuestario muy estrictas» que ha adoptado, «cosa que las entidades financieras saben porque están sobre la mesa».

Entre esas decisiones ha mencionado el presupuesto para 2012 presentado por el Govern.

«Creemos que en la medida de las posibilidades de esta comunidad para hacer frente a todos los compromisos, se irán firmando los créditos correspondientes que quedan pendientes hasta el límite máximo que podemos alcanzar», ha reiterado Bosch.

El Govern firmó el pasado 17 de noviembre un contrato de operaciones financieras de crédito por un total de 100 millones de euros con el Banco Santander y anunció que negociaba otros préstamos con otras entidades bancarias.

El Ministerio ha autorizado al Govern capacidad de nuevo endeudamiento por 355 millones, de los que el Parlament ya ha aprobado 209. También se aprobaron 178 millones de refinanciación para este año.