Los militares destinados al país asiático, ayer en el acto. | Pere Bota

6

El regimiento Palma 47 celebró ayer la festividad de la patrona del arma de Infantería, la Inmaculada, en el acuartelamiento Jaime II. El acto estuvo marcado por la nueva misión de un contigente balear en Afganistán; los 22 mandos y 23 miembros de tropa que participarán en la misión afgana estuvieron presentes con el uniforme arena. Presidió la celebración el comandante general de Balears, el general Adolfo Orozco, y asistieron a la misma un millar de personas, entre las que se encontraban las principales autoridades de las Islas. Destacaron el president del Govern, José Ramón Bauzá; el presidente del Parlament, Pere Rotger; el delegado del Gobierno, Ramón Socías; el alcalde de Palma, Mateo Isern; el conseller d'Agricultura, Biel Company; y el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Antonio Terrasa. Entre las autoridades militares se encontraban el delegado de Defensa, coronel Cristobal Sbert; el jefe del Sector Naval, Pablo Lavilla; el jefe del Sector Aéreo, Victor Navarro; y el jefe de la Zona de la Guardia Civil de Balears, Basilio Sánchez Rufo.
Poco antes de las 12.00 horas, formaron las unidades en la Plaza ‘Teniente Ruiz', al mando del teniente coronel Antonio Matas, jefe del Batallón de Infantería Ligera I/47. Acto seguido se incorporó la enseña nacional y el general Orozco pasó revista a las tropas. A continuación se impusieron las condecoraciones y se se hizo un reconocimiento al personal que ha pasado a la reserva este año. El encargado de realizar la alocución fue el jefe del Regimiento Palma 47, el coronel Pedro Martínez, que dio paso al homenaje a los caídos que dieron su vida por España. Para terminar, se cantó el himno de Infantería y se retiraron la enseña nacional y las unidades.
Economía
Al finalizar el acto, la economía volvió a ser la protagonista y el president del Govern dijo a los periodistas que la rebaja de la calificación de la deuda a largo plazo de Balears de ‘A+' a ‘A-' era «previsible» y la atribuyó a la gestión económica del Ejecutivo de Antich. «Ratifica la gestión inadecuada del anterior Govern», espetó. Bauzá advirtió que «esto no se arregla en dos días por el hecho de que el PP gobierne», aunque destacó que la agencia de calificación ‘Standard & Poor's' respalda las medidas adoptadas por su Ejecutivo, encaminadas a reducir el gasto público, no gastar lo que no se tiene y «sobre todo incentivar medidas que puedan promocionar y proyectar una reactivación de la economía». El delegado del Gobierno, Ramón Socías, cuestionó el informe de Standard & Poor's y se preguntó «¿quiénes son los mercados, quién los mueve y que hay detrás de todas estas agencias de evaluación?». En línea con el discurso que pronunció el día de la Constitución, Socías dijo que en ocasiones parece que las agencias «se mueven más por intereses espurios que por la situación real de la economía».