Varias personas han formado un lazo humano como símbolo de la lucha contra el Sida. | Joan Torres

La Taula per la Sida celebró ayer el Día Mundial del Sida escenificando un gran lazo humano en las escaleras de la Plaça Major de Palma con motivo del Día Internacional de la Lucha contra el Sida.


Las asociaciones que forman parte de Taula per la Sida -Alas, Ben Amics, CJIB, Creu Roja Joventut, Escola de Sida, Metges del Món y Siloé- pidieron al Govern que mantenga las prestaciones para los enfermos de sida y que no se produzca «ni un paso atrás» en la defensa de los derechos de las personas con VIH, y, al mismo tiempo el mantenimiento de la inversión en la lucha contra el VIH/sida.


Además del gran lazo rojo, la plataforma Taula per la Sida, instaló ayer mesas informativas y la leyó un manifiesto reivindicativo en el que se recordaba que algunas de las asociaciones que forman parte de la plataforma todavía siguen sin cobrar las subvenciones del Govern a través de las que se pagan los servicios que se dan a las personas seropositivas y a sus familias.


Sombras


Por otra parte la Conselleria de Salut, el Consell de Mallorca, el Ajuntament de Palma y el Consell de Formentera se unieron ayer a la iniciativa ‘Lights for Rights' mediante la cual se procedió al apagado y posterior encendido de las luces de algunas instituciones para «hacer brillar la luz hacia el acceso a la prevención, el tratamiento, la atención, el apoyo y los derechos de las personas con el virus del VIH».


El alcalde de Palma, Mateo Isern, se acercó ayer a la mesa informativa que el Área de Sanidad del Ajuntament de Palma instaló en la Plaça de Cort con el objetivo de informar sobre la enfermedad.
Por su parte el Colegio de Psicólogos proyectó el cortometraje ‘Consulta 16' y llevó a cabo una mesa redonda.