Martorell, Cirer y Escandell, durante la rueda de prensa celebrada ayer.

14

En estos momentos en Mallorca hay cerca de 900 menores en riesgo de desamparo separados de sus padres, como medida de protección por haber sufrido algún tipo de abuso. 500 de ellos están con familias de acogida y otros 352 permanecen en residencias de menores, tanto públicas como concertadas por la administración, que suman 31 y que actualmente están al 100% de su capacidad.

Estas cifras fueron aportadas ayer por la consellera de Benestar Social del Consell y presidenta del IMAS, Catalina Cirer, que presentó un balance de los programas de acogida temporal y permanente, realizado con motivo del X aniversario del más antiguo de ellos, el de las Famílies cangur. Acompañada por la coordinadora del Area de Menors i Família del IMAS, Teresa Martorell, y el jefe de sección de Acolliment Familiar, Joan Escandell, Cirer reconoció que se trata de un balance «muy positivo» que ha conseguido que ningún menor de tres años deba pasar por un centro de acogida cuando es separado de su familia, «y ahora queremos ampliar la horquilla hasta los seis años», anunció.

Tres modalidades

Los programas de acogida que actualmente gestiona el IMAS son tres: el más antiguo, que cumple diez años, es el de Famílies Cangur, de acogida temporal para niños de 0 a 3 años y en el que, paralelamente, se trabaja con la familia biológica para el retorno del menor. Martorell indicó que casi el 40% de los menores de este programa acaban volviendo con sus padres; el 14%, con su familia extensa y un 26,5% llega a ser adoptado. Sólo un 5% de esos menores termina en un centro. Otro programa, puesto en marcha hace 5 años, es el de Famílies Niu, para acogidas indefinidas de menores de más de 6 años, y aquí la estadística indica que el 41% de los menores cumple la mayoría de edad con la familia y un 30% ingresa en un centro.

El tercer programa es el de acogida por familias propias (familia extensa: abuelos, tíos...), en el que el 60% de los menores cumple la mayoría de edad con la familia acogedora y un 20% debe ingresar en los centros.

El IMAS iniciará una campaña de concienciación para lograr más familias acogedoras.