Mabel Cabrer, en una imagen de archivo. | Marco Torres

10

El anteproyecto de ley de presupuestos para 2012 contempla que el Govern reducirá su aportación a los entes públicos instrumentales de la comunidad en un 50,8 % en 2012, respecto a 2011, según ha explicado hoy la portavoz del grupo parlamentario popular, Mabel Cabrer.

Cabrer ha anunciado el voto en contra de su grupo a una moción que presentará mañana el grupo socialista ante el pleno del Parlament sobre entes instrumentales y empresas públicas, por considerar que el anteproyecto de presupuestos que está en tramitación ya contempla muchas medidas en este ámbito, según declaraciones facilitadas por el PP.

La portavoz popular se ha manifestado en contra de las peticiones que formula el grupo socialista como que el Govern presente ante el Parlament una comunicación sobre las medidas de reducción del sector público, un plan de reestructuración y un calendario completo, así como la celebración de una mesa de negociación sobre este tema.

Cabrer ha acusado el grupo socialista de no haber profundizado los suficiente en el proyecto de ley de presupuestos porque éste incluye «muchas medidas novedosas en materia de empresas públicas» y relativas a su reestructuración y «es ahora cuando se deben debatir».

Ha señalado en concreto una disposición adicional de los presupuestos que aborda el control del gasto del sector público autonómico, otra específica sobre racionalización del sector público instrumental y una tercera acerca de la disolución y extinción de la entidad Gestión Sanitaria de Mallorca (Gesma).

El Govern prevé además un plan de actuación relativo a cada empresa pública y Cabrer ha recordado que cada una de ellas tendrá su propia mesa de negociación.

Noticias relacionadas

Según Cabrer, el anteproyecto de presupuestos contempla varias normas «precisamente para garantizar la eficiencia en la gestión y la reestructuración o racionalización del sector público».

A nivel puramente presupuestario, el anteproyecto contempla que, salvo en el caso del Ib-Salut, para el resto de empresas públicas, las aportaciones de gasto corriente del Govern bajan de 310 millones de euros en 2011 a 256 millones, y en transferencias de inversiones pasa de 203 millones a 96.

En el conjunto del presupuesto, la asignación para los entes instrumentales desciende, salvo el Ib-Salut que sube las transferencias para gastos corrientes de 1.090 millones de euros a 1.145. «De 513 millones de euros previstos en 2011 pasamos a 252 millones, con una bajada de mas del 50 %», ha señalado Cabrer.

Además, el PP votará en contra de una proposición no de ley del grupo socialista en contra de la subida de sueldos en el gabinete de Presidencia, una demanda que Cabrer ha calificado de demagógica porque «no se corresponde con la realidad porque ha habido una mengua del total del gabinete».

El PP ha presentado un texto alternativo que manifiesta la satisfacción en la reducción presupuestaria en este ámbito y constata que el coste en altos cargos ha bajado en 3,3 millones y en asesores en 1,68 millones.

Según Cabrer, el anterior gabinete del presidente tenía un coste de 753.000 euros y ahora de 448.000, y además el gasto de personal de todo el presupuesto se ha reducido en 44 millones de euros respecto a 2011.

Cabrer ha defendido también la proposición no de ley que planteará mañana su grupo, que insta al Gobierno central a aplicar un IVA turístico superreducido y ha dicho al respecto que cuentan con el compromiso al respecto del que será el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.