5

El Consell de Mallorca tiene previsto reducir en más de cinco millones de euros los gastos de mantenimiento de las carreteras en lo queda de año y el 2012, con medidas como el apagado de parte de la iluminación en carreteras de escasa circulación.

Así lo ha informado hoy el conseller insular de Urbanismo y Territorio, Mauricio Rovira, durante una interpelación del grupo socialista sobre las actuaciones de la institución en materia de carreteras.

Rovira ha señalado que el 17 % de la iluminación de las carreteras se verá afectado con esta medida de ahorro, que se calcula en 5,4 millones de euros.

Ha precisado que en las carreteras de la Serra de Tramuntana no se aplicará esta medida de reducción, que ya se está notando en zonas cuya iluminación no resulta indispensable para mantener la seguridad vial.

Con esta y otras medidas como la modernización de todo el sistema eléctrico se espera conseguir un ahorro de hasta el 30 % del consumo durante los próximos tres años.

Rovira ha expresado también su satisfacción de que las obras de carreteras serán posibles gracias a que el Govern cumplirá con los 25 millones de euros asignados a esta tarea.

Ha indicado que esperará la posición del nuevo Gobierno en este asunto para renegociar el convenio de carreteras, que no estaba terminado cuando el PP asumió el poder en el Consell.

El conseller ha confirmado que el segundo cinturón saldrá a licitación durante el primer trimestre de 2012 y que los proyectos se encuentran en la primera fase, ya que no han avanzado lo suficiente porque los informes medioambientales realizados por el anterior ejecutivo insular «no son correctos».

Contrario a lo que la oposición considera, ha dicho, el nuevo equipo de gobierno se ha planteado «afectar lo menos posible al territorio y a la calidad de vida de los vecinos» de Son Ferriol, Palma y Marratxí.

Con este fin se está realizando un nuevo informe medioambiental y se está negociando con los vecinos afectados.

La obras del segundo cinturón disminuirán algunas de las intersecciones previstas y alejarán el trazado de las viviendas todo lo posible.

El conseller insular ha anunciado que si Madrid y el Govern cumplen con las asignaciones pendientes no habrá ningún problema para sacar adelante éste y otros proyectos, como el de la licitación del primer tramo de la autopista de Inca o el acceso a El Molinar que está «a punto de ver la luz».

Las variantes de Llubí y Porto Cristo se encuentran en fase de ejecución, mientras que el acceso de la autopista central a sa Cabana está adjudicada.

Antes de la interpelación, la mayoría del PP ha rechazado una moción de la coalición PSM-IV-ExM contra las nuevas urbanizaciones en el litoral mallorquín.

El grupo opositor ha preguntado si el Consell tiene intenciones de afectar al plan territorial de la isla, como publicaron algunos medios de comunicación.

El conseller Rovira ha confirmado que el PP no se ha planteado en ningún momento modificar el plan territorial, y que no van a permitir que «la oposición marque el 'tempo' político de las decisiones del equipo de gobierno».