El juicio del caso Andratx contra el ex director general de Ordenación del Territorio del Govern balear Jaume Massot y otras dos personas que estaba previsto para hoy en la Audiencia de Baleares se ha suspendido por enfermedad de uno de los acusados.

Según han informado fuentes jurídicas, ahora se tendrá que fijar nueva fecha para la vista.

Massot, antiguo jefe de Urbanismo de Andratx, se enfrenta por esta pieza a una petición fiscal de 6 meses de cárcel por prevaricación urbanística al haber informado, según la Fiscalía, a favor de una licencia ilegal para ampliar una vivienda en terreno protegido.

En esta pieza también están acusados el excelador de obras de Andratx Jaume Gibert y el ex asesor jurídico del consistorio José Ignacio Mir, quien ha aludido motivos de salud para no acudir al juicio.

El juicio corresponde a la pieza número 55 de esta extensa causa de corrupción, en el que la Fiscalía Anticorrupción atribuye a Massot y a Gibert sendos delitos de prevaricación urbanística y les pide por ellos 6 meses de cárcel a cada uno, mientras que a Mir le imputa un delito de falsedad por imprudencia grave en documento oficial, por el que reclama 9.000 euros de multa.

Los hechos a los que se refiere el escrito se remontan al año 2002, cuando Massot emitió un informe favorable a la concesión de una licencia para ampliar ilegalmente una casa que, a su vez, ya había sido construida años antes de manera irregular.

Esta casa está ubicada en un terreno rústico protegido como Área Natural de Especial Interés (ANEI) por lo que, según el fiscal, no era posible ampliar ni construir nada en él.

Noticias relacionadas

A pesar de ello, Massot emitió dicho informe para ampliar la vivienda, una ampliación que suponía rebasar en 2,5 veces el volumen máximo autorizable.

Massot también omitió a la hora de emitir el informe el trámite de información pública y la remisión del expediente al Consell de Mallorca, con lo que evitó un informe desfavorable de la institución insular.

Gibert, por su parte, emitió un posterior informe en el que se afirmaba que en la parcela existía una vivienda cuya antigüedad era anterior a 1.950, lo cual no era cierto.

El tercer acusado, José Ignacio Mir, también emitió un informe favorable a la licencia con «incumplimiento claro de la legalidad», según el fiscal.

«Gracias a los informes de los acusados, la licencia fue concedida el día 5 de julio de 2005», explica el escrito.

Massot ya está en prisión como autor de diversos delitos urbanísticos, al haber sido condenado en al menos tres piezas del llamado Caso Andratx, a un total de 8 años y medio de prisión.

La última condena la dictó la Audiencia de Baleares el pasado 18 de octubre, por un año de cárcel por la construcción de otra vivienda ilegal.