0

Baleares es la comunidad autónoma con mayor ahorro bruto regional registrado en 2010 con una cuota del 28,23%, aunque el archipiélago ha reducido en más de cuatro puntos porcentuales el nivel de ahorro registrado en el año 2000 (cuando la media general de la comunidad era del 32,42% respecto a la renta interior bruta).

A Baleares le siguen en capacidad de ahorro de Navarra (25,37%) y la Comunidad Valenciana (25,11%).Por contra, Extremadura es la comunidad que menos guarda sus recursos y se queda con una tasa del 9,51%, por delante de Asturias (11,53%) y Castilla y León (12,13%).

Así lo refleja los datos recopilados por la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) que también expone la capacidad de ahorro familiar, institucional y empresarial. En el caso de las islas, destaca que la administración presenta en 2010 una tasa de ahorro sólo del 2,09% cuando en el año 200 era del 14,08%.

Por el contrario, el ámbito empresarial es el que más ha incrementado su capacidad de ahorro al pasar de una tasa del 6,96% a principios de siglo a una media del 15,25% registrada el año pasado.

En el caso de la familias, el ahorro bruto es del 10,89% y presenta niveles similares a los obtenidos en 2010, cuando la tasa de ahorro sobre la renta interior bruta era del 11,38%.

El informe de Funcas apunta que el ahorro familiar por habitante es de 2.903 euros, similar a los índices registrados en el caso del País Vasco, Madrid, Asturias, Aragón y la Comunidad Valenciana (que se movieron sobre la franja entre los 2.500 y 3.000 euros.

A nivel nacional, la escasez de ahorro de las comunidades autónomas impedirá al Estado alcanzar el objetivo de reducir el déficit público al 6% este año, según ha explicado el director de coyuntura y estadística de Funcas, Angel Laborda.

Durante la presentación del informe, Laborda ha explicado que para que España pudiese lograr esa cifra de déficit, el ahorro de las administraciones públicas debería haber registrado un aumento del 2,3% durante este año, «y, sin embargo, se quedará en torno al 1%, por lo que la cifra pasará ampliamente el 6%».

Para el economista, el ahorro de las administraciones públicas está siendo insuficiente porque las autonomías «no están cumpliendo los objetivos impuestos derivados del ajuste fiscal de mayo de 2010 debido a la falta de ingresos». Además, ha resaltado que esas medidas de austeridad se produjeron un año antes de las elecciones autonómicas, «y nadie quiere realizar recortes en época preelectoral».

El ahorro nacional se quedó en el 18,8% del PIB en 2010, «lo que supone una bajada bastante importante desde 2003, cuando se alcanzó el máximo histórico del 23,4%», ha señalado el director general de Funcas, Carlos Ocaña, quien ha estimado que, para 2011, el ahorro caerá al 18,2% del PIB.

Según la fundación, la economía española no genera el ahorro «suficiente» porque destina muchos recursos a financiar la inversión, aunque ha resaltado que los niveles de ahorro actuales se encuentran en la media de la zona euro.

El ahorro de las familias españolas, a pesar de la recuperación que se produjo en 2008 y 2009, cayó en 2010 un 25% y la previsión se mantiene para este año, cuando descenderá un 11,6%, según los datos de la fundación.