Las capturas pesqueras empezarán a declinar, avisa Oceana, si no se rebaja el ritmo actual. | Pedro Prieto

0

La organización conservacionista Oceana denunció ayer que a pesar del aumento de la capacidad extractiva de la flota pesquera balear sus desembarques no paran de reducirse por la sobreexplotación de las pesquerías y solicitó un cambio en la gestión que permita mantener la rentabilidad de esta actividad.

Oceana ha elaborado un proyecto integral de pesca responsable para Balears con propuestas para mejorar el ecosistema marino y la pesca, que indica que un cambio en el modelo de gestión pesquera haría que la pesca fuera más rentable y garantizaría la supervivencia del sector.

En opinión de Oceana, Balears se encuentra en un momento crucial en el que las decisiones que se tomen en los próximos años marcarán la diferencia entre continuar reduciendo el tamaño de las pesquerías y dañando el medio ambiente y los ingresos del sector o compatibilizar conservación marina y empleo.

Oceana advirtió de que si se deja a los «stocks» recuperarse y se eliminan las prácticas destructivas, en unos años los pescadores obtendrán mayores capturas empleando prácticas sostenibles.

La entidad alertó de que, desde los años 40, las capturas pesqueras se han mantenido estables entre las 3.000 y 4.000 toneladas anuales, a pesar de que la tecnología y potencia de la flota pesquera balear es muy superior y señaló que la razón es que los «stocks» pesqueros son ahora menores que entonces.

El director de Oceana en Europa, Xavier Pastor, aseveró que «el mar no es inagotable. La pesca ya está en crisis y será una actividad cada vez menos rentable si no hay compromiso firme desde la Administración y los propios pescadores para actuar ahora y reducir la presión sobre los recursos».