Imagen de la Comisión de Economía del Parlament balear celebrada esta mañana. | C. Sansó

5

El Partido Popular se negó ayer a marcar al Govern un calendario de pagos a sus proveedores, más de mil millones de euros, como le reclamaron desde el PSOE y PSM-Iniciativaverds-Entesa. Según el portavoz de los ‘populares' en la comisión de Economía del Parlament, Francisco Mercadal, es «una irresponsabilidad» que la oposición quiera fijar un calendario cuando, dijo, el causante de la situación es el anterior Ejecutivo.
Desde que gobierna el PP, tanto el president Bauzá como el vicepresidente económico, Pep Ignasi Aguiló, han dicho en diferentes ocasiones que se fijaría un calendario. Lo cierto es que, hasta ayer, en que se anunció que ya se había pagado parte del dinero que se adeuda a organizaciones que trabajan con colectivos que trabajan con el sector de la discapacidad, el Ejecutivo sólo había hecho público que había abonado 10 millones a la empresa Acciona, encargada de la construcción del Palau de Congresos.
El PP vincula ahora la elaboración de este calendario a la aprobación de los presupuestos y a la obtención del crédito que está negociando con los bancos y que, según el Ejecutivo anterior, ya estaba «apalabrado», lo que el actual niega.
Incertidumbre
El president Bauzá anunció el pasado martes que, el próximo lunes, presentaría al Parlament el proyecto de presupuestos, rectificando la idea inicial de retrasarlos hasta conocer «los números» del Gobierno central. La oposición siempre había advertido que un retraso en los presupuestos podía restarle credibilidad ante las entidades financieras, algo que ayer confirmó, de hecho, el diputado Mercadal al relacionar abiertamente la aprobación de los presupuestos con la obtención de créditos.
De hecho, más fuentes del PP vinculan un hecho y el otro y, desde el martes, repiten que presentar los presupuestos era lo lógico. De hecho, lo que más parece haber activado la idea de presentarlos es que así los bancos conocerán el estado real de las finanzas del Ejecutivo y cuáles son sus prioridades.
El Govern se reúne hoy pero ayer parecía poco probable que esta mañana pudieran estar listos para su aprobación. Todo parecía indicar que se aprobarían el mismo lunes. Isabel Oliver (PSOE) y Biel Barceló (PSM-IV-Entesa) dijeron ayer que había quedado demostrado que «el PP no quiere que su proveedores cobren para mantener la situación de incertidumbre»