11

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han pedido hoy un pacto fiscal que permita aumentar la recaudación anual en 1.226 millones de euros en Balears, de los que un 78 % procederían de medidas para reducir diez puntos la economía sumergida y un 18 % de un nuevo impuesto para grandes empresas.

El presidente de Gestha, Carlos Cruzado, ha pedido a los grandes partidos y fuerzas sociales «un gran pacto recuperando el espíritu de los Pactos de la Moncloa» para afrontar una situación distinta a la de 1977 pero también requiere tomar medidas «dejando a un lado intereses partidistas», según ha declarado a los medios antes de la apertura del XI Congreso Nacional de Gestha que se celebra en Palma.

Con estas medidas, se recaudaría «una tercera parte más» que en la actualidad, según Cruzado.

La cantidad más importante de esos 1.226 millones de recaudación adicional en Baleares son los 967 millones que los técnicos calculan que se podrían recabar con la implantación de un programa marco para combatir el fraude fiscal y la economía sumergida que, según Gestha, en Baleares alcanza el 19,2 % del PIB, con 5.060 millones de euros.

Noticias relacionadas

Aunque Balears es, junto a Extremadura, la comunidad con menos fraude, Cruzado ha mencionado ejemplos que se dan en las islas como el hecho de que un 60 % de las viviendas de alquiler escapan al control de Hacienda y el fraude por empleo sumergido alcanza los 1.709 millones de euros anuales en el archipiélago.

«El principal problema que tenemos no solo es la cifra de economía sumergida tan abultada sino la cierta pasividad del gobierno actual, de los anteriores y del Ministerio de Economía y Hacienda que ni siquiera llega a reconocer la cifra de economía sumergida que estamos dando nosotros y otras muchas organizaciones», ha denunciado Cruzado.

Reclaman un estudio oficial del Ministerio, desagregado por sectores, impuestos y territorios, que dé una cifra concreta, así como una optimización de los recursos para luchar contra el fraude, permitiendo a los 8.000 técnicos que asuman «más responsabilidades» y exigiéndoles más en esta materia.

Para el conjunto de España, Gestha calcula que la economía sumergida está entorno al 23,3 % del PIB. «Eso supone que hay 245.000 millones que dejan de pasar por el control de Hacienda y la Seguridad Social y que estamos perdiendo unos 88.000 millones de recaudación», alerta Cruzado.

La organización de los técnicos de Hacienda reclama que se reduzca el nivel de fraude y economía sumergida al menos al nivel de los países del entorno de España, lo que supondría recortarlo unos diez puntos del PIB, «que sería una recaudación de 38.577 millones que sí se podrían recuperar».

Cruzado ha advertido de que, en una situación de crisis como la actual, la economía sumergida «va a ir a más» si no se adoptan medidas.

Gestha propone además un incremento del impuesto de sociedades en 5 puntos adicionales para las grandes empresas, que facturan más de 45 millones de euros anuales, que consistiría en elevar esa tasa al 35 % para facturaciones superiores a 1 millón de euros, lo que en las islas reportaría 226 millones adicionales.

Desigualdad

La tercera gran medida es modificar el impuesto sobre la renta para suprimir la desigualdad existente entre rentas del capital y rentas del trabajo.

Consiste en «excluir los incrementos del patrimonio especulativos del concepto de rentas de ahorro» y el tipo desde entre el 19 y 21 % actual de las rentas de ahorro, hasta el 24 %, para recaudar 33 millones en Baleares.

Cruzado ha advertido de que subidas de impuestos como la del IVA pueden «entorpecer la recuperación económica» al ser un lastre para el consumo y afectar a los colectivos más desfavorecidos, «el 85 % de españoles con retribuciones por debajo de los 30.000 euros anuales», pero elevar los tipos a las grandes corporaciones «no supone un lastre para la recuperación sino todo lo contrario».