El president Bauzá reclama en Bruselas «políticas concretas» para las desventajas de Balears

| Bruselas |

Valorar:

El mismo objetivo que el anterior: actuar como 'lobby' en Europa y que las Islas aprovechen cualquier mínima oportunidad para que Balears consiga superar el déficit que supone la insularidad.
El president de Balears, José Ramón Bauzá, reclamó ayer a la Comisión Europea que ponga en marcha «políticas concretas» dirigidas a eliminar las desventajas de los territorios insulares frente a los continentales y garantizar así un «desarrollo equiparable».
Según información facilitada desde el Govern , Bauzá solicitó que se aprueban medidas específicas por parte de la Unión Europea (UE) que se adapten a la realidad de las islas, donde se vive una doble o múltiple insularidad.
El president asistió en Bruselas al almuerzo que ofreció el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, a los presidentes de diez comunidades autónomas españolas.
Durante su intervención, Bauzá señaló que se deben suprimir las disparidades regionales y los obstáculos derivados de las limitaciones geográficas.
El criterio de distancia
El presidente balear reivindicó la eliminación del criterio de distancia inferior a 150 Kilómetros para la clasificación de islas como regiones fronterizas. Esta propuesta ya fue formulada por el anterior Ejecutivo. De hecho, en esta cuestión, las 'relaciones internacionales', la política del Govern será bastante continuista.
La finalidad es que Balears pueda acogerse a la financiación europea de programas de cooperación transfronteriza en el marco de la política de cohesión o de la política europea de vecindad.
Este criterio es lo que hace que las Islas no puedan recibir en la actualidad financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).
Cohesión
Entre otro orden de cuestiones, el president manifestó la necesidad de continuar fortaleciendo la cohesión económica y social de las regiones y se mostró convencido de la importancia de las negociaciones sobre el futuro financiero para el periodo 2014-2020.
En este sentido, señaló que « ahora más que nunca debe ser fundamental el papel de las autoridades regionales y locales».
El encuentro fue organizado por el presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, que desempeña las funciones de jefe de la Delegación española en el Comité de las Regiones.
Varias comunidades autónomas españolas criticaron la propuesta de la Comisión Europea (CE) de suprimir las ayudas regionales de la política europea de cohesión a los países con déficit excesivo.
«Hay que introducir elementos de flexibilidad para los estados miembros», reclamó el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, tras el almuerzo que nueve presidentes regionales españoles mantuvieron con el presidente de la CE, José Manuel Durao Barroso, en Bruselas.
.Hoy continuarán las reuniones.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.