Técnica novedosa contra la obesidad.

1

La clínica USP Palmaplanas presentó ayer el primer implante de un marcapasos gástrico llevado a cabo en Balears para el tratamiento de la obesidad mórbida, en una paciente joven de 120 kilos de peso. La intervención fue llevada a cabo por los cirujanos Julio Lago y Ramiro Amurrio, con el concurso de su colega alemán Thomas Horbach, el facultativo que más ingenios de estas características ha implantado en el mundo desde su desarrollo en la presente década.
La novedad de este dispositivo respecto a otras ya usadas en la obesidad mórbida como el balón gástrico, consiste en que no altera el sistema digestivo, ya que no es preciso seccionar el estómago o los intestinos, por lo que sus efectos secundarios son mínimos.
La intervención quirúrgica para su implante -por laparoscopia- es mínimamente invasiva, según señaló el doctor Lago, quien explicó que «el aparato se instala en la pared exterior del estómago, una cánula alcanza el interior de la cavidad detectando el momento en que el paciente ingiere alimentos, sean sólidos o líquidos, y el programa informático que lleva asociado acaba enviando impulsos eléctricos de bajo nivel a la pared estomacal provocando una sensación de saciedad antes de que el órgano se llene en realidad».
El sistema, conocido como 'Abiliti' y ya en su tercera generación, que funciona por conexión 'wifi', permite según el doctor Ramiro Amurrio, «que médico y paciente desarrollen conjuntamente estrategias eficaces para optimizar la paulatina pérdida de peso, facilitando la reeducación de quien padece la obesidad mórbida en lo que respecta a sus hábitos alimenticios».
USP Clínica Palmaplanas, que resulta ser precursora en Balears de la nueva técnica quirúrgica de adelgazamiento, espera que gracias al marcapasos la paciente intervenida ayer consiga adelgazar entre el 21 y el 35 por ciento de su sobrepeso en los próximos doce meses.