0

A pesar del ligero repunte del pasado mes de julio, en el que el sector del comercio de Mallorca facturó 333 millones de euros, uno más que el mismo mes de 2010, Pimeco señala que en el conjunto de lo siete primeros años de este ejercicio se acumula una pérdida de 19 millones de euros en la facturación del comercio mallorquín.
El informe de Pimeco, basado en datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) revela que el comercio minorista de Balears todavía se encuentra en una situación mejor que en el resto de España, toda vez que el descenso de las ventas ha sido, hasta julio, del 3,7% frente al 5,4% del conjunto de España.
Pimeco indica que «desde el comienzo de la crisis hay una contracción generalizada del consumo, lo cual incide sobre la ocupación». Para la patronal del comercio, el impacto de la buena ocupación turística se ha visto diluida por «la retracción del consumo de los residentes».