El PSOE de Palma aboga por una actuación integral en el barrio de Son Gotleu, donde ayer se produjeron disturbios raciales, para combatir la marginalidad y la conflictividad social que se vive desde hace más de una década en esta barriada.

En un comunicado difundido hoy después de que ayer grupos de personas de nacionalidad nigeriana se enfrentaran a la policía tras la muerte de un compatriota, los socialistas valoran la rápida reconducción del conflicto gracias a una reunión entre los representantes de las comunidades nigeriana y gitana, impulsada por el Ayuntamiento.

«La situación de complejidad que vive Son Gotleu no es nueva y los orígenes de su conflictividad social se puede remontar más allá de una década», indica el PSOE, que considera que estos disturbios ponen de manifiesto la «necesidad de continuar impulsando medidas a medio y largo plazo encaminadas eliminar la conflictividad».

Para ello, los socialistas defienden una actuación integral sobre el barrio con medidas para combatir la marginación y la exclusión social «que vayan más allá de la necesaria acción policial».

En este sentido, recuerdan que «fueron muchos los esfuerzos anterior legislatura (del PSOE) para mejorar la convivencia en la zona», no sólo desde la vertiente de seguridad ciudadana sino también con un «completo programa comunitario de medidas».

El partido cree que estas políticas no las debería abandonar ahora el PP y pone como ejemplo el fomento del civismo y la convivencia con un equipo de mediadores sociales y culturales; programas para combatir el abandono escolar como el EXIT, con colegios y asociaciones de padres; programas de promoción laboral y formación, y ayudas para instalar contadores de agua individuales.

«Consideramos -explica la nota- que todas estas medidas, añadidas a la acción policial coordinada, contribuyen a la cohesión social y la seguridad de las personas».

En el comunicado, el PSOE reconoce y valora la labor de mediación del Ayuntamiento al convocar ayer la reunión entre las comunidades, en la que, destacan, jugó un papel muy importante el tejido social.

Noticias relacionadas

Sin embargo, se muestra a su vez preocupado de que con el equipo de gobierno del alcalde, Mateo Isern, «los barrios dejen de ser prioritarios».

«Ya advertimos -indica- del abandono de los servicios de vigilancia en zonas de la ciudad, como es el caso de Son Gotleu y del Polígono de Levante, como consecuencia de la promesa electoral de señor Isern de incrementar la vigilancia en zonas turísticas».

En este sentido, añade que los residentes de Son Gotleu «son tan ciudadanos como los de cualquier otro barrio».

Más atención social

Por su parte, PSM-IniciativaVerds-Entesa de Palma ha lamentado la muerte del ciudadano nigeriano Efosa Okosun y los disturbios que se produjeron ayer en el barrio de Son Gotleu y ha reclamado mayor atención social para esta zona palmesana.

La coalición soberanista ecosocialista ha mostrado en un comunicado su preocupación por las «causas más profundas de este estallido de violencia», cuyo detonante en esta ocasión fue la muerte de Okosum.

PSM-IV-ExM ha recordado la importancia de actuar desde el ámbito social en Son Gotleu, ya que aglutina varios factores sociales y étnicos que se deben gestionar desde el Ayuntamiento con la máxima prioridad a través de acciones que favorezcan la integración, la convivencia social y la cohesión entre los vecinos.

Son un ejemplo los esfuerzos en dotar a esta barriada de más equipamientos y servicios comunitarios, o el mantenimiento del espacio público en las mismas condiciones que en el resto de barrios de Palma, para evitar que la degradación urbana se apodere definitivamente de Son Gotleu, añade la nota.