16

Balears sigue siendo la comunidad autónoma que registra las peores tasas de idoneidad a lo largo de la educación Primaria y Secundaria Obligatoria. Es decir, que somos la autonomía donde el porcentaje de alumnos que no está en el curso que le corresponde por su edad es mayor o, dicho de otra manera, somos la autonomía con más repetidores. Así consta en el informe 'Indicadors del Sistema Educatiu de les Illes Balears 2010', elabororado por el Institut d'Avaluació i Qualitat del Sistema Educatiu de les Illes Balears (IAQSE) de la Conselleria d´Educació.

La tasa de idoneidad indica el porcentaje de alumnos de una determinada edad que estudia el curso que le corresponde. Y en todos los casos analizados -a los 8, 10, 12, 14 y 15 años- las Islas están por debajo de la media nacional y ocupando el último o el penúltimo puesto del ranking, sólo superadas en algunos casos por Ceuta y Melilla.

Incluso a los 8 años la tasa ya no es del 100%, sino del 90,4 por ciento, lo que quiere decir que a esa temprana edad ya tenemos que 10 de cada 100 alumnos no están en el curso que les corresponde (3º de Primaria) porque han repetido algún año. La tasa media a nivel nacional a esta edad es de 93,6%. Pero es que esta tasa desciende sin remedio a medida que aumenta la edad de los escolares hasta llegar, en Balears, a una tasa del 53,2% a los 15 años, sólo por delante de Ceuta y Melilla (a nivel nacional, la tasa a esa edad es del 58,6%).

Este dato se complementa con el que indica que las Islas lideran el ranking de abandonos educativos tempramos entre jóvenes de 18 a 24 años, que es del 40,8%, según este mismo informe con cifras referidas al año 2009. Este porcentaje es casi diez puntos superior a la media nacional (31,2%) y más del doble de la comunidad mejor situada, que es el País Vasco, con un 16%. Es mayor entre los varones (un 46%) que entre las mujeres (un 35,1%) y, más significativo aún, mientras el porcentaje de abandono prematuro ha ido descendiendo entre los chicos (51,7%, 49,8% y y 46% en 2000, 2004 y 2009 respectivamente), ha ido creciendo entre las chicas (32,3%, 34,6% y 35,1% en esos mismos años).