Imagen de la reunión entre el presidente del PP, José Ramon Bauzá, y los futuros presidentes de los Consells. | T. Ayuga

20

José Ramón Bauzá anunció ayer que una de las primeras decisiones de su futuro Govern será la aprobación de una ley de medidas urgentes para cubrir el déficit de la Comunitat Autònoma. Bauzá se refirió a la necesidad de aprobar un plan de saneamiento, que se instrumentalizará mediante una ley de medidas urgentes.
Esta ley deberá ser presentada ante el Consejo de Política Fiscal para poder incrementar el endeudamiento y, como primera medida, poder hacer frente a las deudas con los proveedores de la Comunitat Autònoma. Bauzá explicó a los periodistas que el Govern de Antich ha pedido a los proveedores que no envíen más facturas. No hay dinero para pagarlas, sostiene Bauzá, quien recordó que el Govern de Antich ha registrado déficit en los tres últimos ejercicios.
Auditorías
Bauzá volvió a anunciar que tiene intención de pedir auditorías para conocer la situación real de las instituciones. Precisamente, el futuro presidente del Govern se reunió ayer con la futura president del Consell de Mallorca, María Salom, y Santiago Tadeo, quien ganó las elecciones en Menorca. En el encuentro también estuvo presente Miquel Ramis, secretario general de los populares. «Tiene que haber máxima coordinación entre las instituciones», apuntó Bauzá en rueda de prensa. El presidente in pectore del Govern comentó que está preparado para la investidura, que se celebrará dentro de dos semanas.
Bauzá no quiso desvelar su Govern, aunque aseguró que hace tiempo que lo tiene en su cabeza.